El avión cisterna Boeing 747-400 Supertanker, considerado el más grande del mundo, se replegará hoy de Bolivia tras mitigar con éxito los incendios forestales que afectaron a la región de la Chiquitania, Santa Cruz.

El viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, declaró a la Agencia Boliviana de Información que la aeronave llegó al país el 26 de agosto pasado y realizó 154 vuelos, como parte del plan diseñado por el Gobierno nacional para combatir el fuego en esa llanura ubicada entre Gran Chaco y la Amazonía.

Cabrera confirmó que el avión ruso Ilyushin partirá mañana hacia Moscú y registró 61 operaciones desde su llegada el 10 de septiembre pasado.

Ambos aparatos sobrevolaron las comunidades de San José de Chiquitos, Puerto Suarez, Concepción, San Ignacio, San Matías, San Rafael y San Antonio de Lomerio, donde en varias ocasiones se concentraron la mayor cantidad de incendios y focos de calor, precisó.

El viceministro boliviano recordó que Bolivia contó además con helicópteros de gran capacidad como el canadiense de doble hélice Chinook con una descarga de 12 mil litros de agua, y los dos Sikorsky, cada uno con capacidad para transportar cuatro mil litros.

‘Los Sikorsky ya se han replegado y el Chinook permanecerá unos días más en el país como parte de un trabajo de vigilancia y control’, enfatizó.

Los últimos incendios fueron extinguidos el domingo pasado, luego de un arduo trabajo ejecutado con la logística estatal que desembolsó al menos 23 millones de dólares.

El Gobierno aseguró que financiará todos los proyectos para la construcción de represas y pozos que garanticen la provisión de agua a las zonas afectadas por el incendio en los municipios de la Chiquitania, así como los planes para el fortalecimiento de la salud, electricidad, educación y telecomunicaciones.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;