Decenas de muertos y miles de desplazados provocó el ataque turco contra regiones del noreste de la provincia siria de Hasaka, reportó hoy la cadena nacional de televisión Al Ikhbariya.

De acuerdo con las informaciones, las tropas turcas lanzaron bombardeos de la aviación y de la artillería sobre la ciudad de Ras Al Ain y ocuparon 15 aldeas y granjas, donde causaron al menos de una docena de muertos y obligaron al desplazamiento de miles de pobladores.

Asimismo, los reportes indicaron que los kurdos (FDS), que hasta hace una semana eran respaldadas por Estados Unidos, fueron desalojadas de los poblados de Yabse y Tel Fendis.

Las tropas de Ankara continúan acciones ofensivas en Al Darbasa, Al Malikiya y Qamishli, en el este de la provincia de Hasaka, donde hay presencia de las FDS y de las unidades kurdas de protección (YPG), por sus siglas en inglés.

Al mismo tiempo, fuentes del Partido Democrático Progresivo Kurdo, presente en Rojava, la proclamada región autonóma de facto, afirmaron que la ofensiva turca abarca una amplia región de la provincia de Hasaka, desde Kobane hasta Al Malikiya y donde atacan 181 objetivos bajo control kurdo.

Por otra parte, medios de las FDS dijeron que cerca de Ras Al Ain sus efectivos destruyeron cuatro tanques y liquidaron a cinco soldados turcos, en medio de fuertes enfrentamientos en el área.

Turquía, en el norte de Alepo y justo en la división administrativa de esa provincia con la de Hasaka, tiene además más de 10 mil soldados, con más de dos centenares de tanques y blindados, reforzados ahora para la presente ofensiva.

Esa presencia ilegal, denunciada por Siria, se ha incrementado a partir del año 2016 y comprende incluso, instalacioemns administrativas, nuevas normas para el sistema de educación y salud y la paulatina expulsión de pobladores originales en un área que abarca más de seis mil kilómetros cuadrados.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;