Como parte de una lucha contra el gigante tecnológico chino, Washington puso en la lista negra a Huawei y a cerca de 70 de sus afiliados por comprar tecnología estadounidense y hacer negocios con empresas estadounidenses sin la autorización gubernamental pertinente.

La Casa Blanca ha retrasado varias veces la prohibición del comercio a gran escala de Huawei, y recientemente le otorgó a la compañía otra licencia de exportación de 90 días el 19 de agosto.

En un intento por aliviar las tensiones entre Estados Unidos y China, la administración Trump está buscando emitir licencias que permitan a algunas empresas con sede en Estados Unidos suministrar hardware no sensible a Huawei, informó The New York Times, citando fuentes.

Según el informe de los medios, la medida podría ayudar a lograr un acuerdo comercial anticipado entre Washington y Beijing, ya que ambos países participan en la próxima ronda de negociaciones esta semana en DC.

Anteriormente, varios países acusaron a Huawei de ser patrocinado por el gobierno chino y espiar en su nombre a través de sus dispositivos. El año pasado, Australia, Japón, Nueva Zelanda y Estados Unidos prohibieron a la compañía participar en contratos gubernamentales debido a problemas de seguridad. Huawei refutó las acusaciones.

El problema de Huawei está estrechamente entrelazado con la guerra comercial en curso. Los dos países han intercambiado varias rondas de aranceles sobre miles de millones de dólares en importaciones y aún no han superado sus diferencias en múltiples negociaciones comerciales.

El South China Morning Post informó anteriormente, citando fuentes, que las discusiones a nivel de diputados celebradas el lunes y martes en DC no dieron lugar a avances en temas críticos.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;