El presidente de Bolivia, Evo Morales, advirtió hoy que un triunfo de la derecha en las elecciones generales significará la aplicación de las políticas neoliberales instruidas por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

‘La derecha propone la racionalización y restructuración de la inversión pública, es para despedir a trabajadores (…). Nos están diciendo que van a aplicar políticas del FMI, está escrito, lean, revisen ustedes (su programa)’, afirmó el mandatario en el cierre de campaña del Movimiento Al Socialismo (MAS) en el departamento de Oruro.

Según Morales en relación con los comicios generales del 20 de octubre, ‘votar por la derecha boliviana es votar por el FMI’.

Al respecto, el mandatario lamentó la situación imperante en algunos países de Suramérica como Argentina y Ecuador, con una situación social deteriorada porque sus gobiernos aplicaron políticas basadas en las terapias de choque indicadas por ese organismo internacional.

Pese a recibir créditos del FMI, las arcas del Banco Central de Argentina se mantienen al borde de la quiebra, y un estudio del Observatorio de la Deuda Social Argentina, de la Universidad Católica, considera severa la inseguridad alimentaria en el país.

Ecuador, en tanto, desde hace una semana sufre una ola de protestas debido a la cancelación del subsidio a la gasolina decretada por el presidente Lenín Moreno, con el objetivo de aumentar los ingresos del Estado, según las exigencias del FMI.

De manera reiterada durante su campaña electoral en Bolivia, Morales insiste en que las recetas neoliberales del FMI y del Banco Mundial promueven el saqueo de los recursos naturales y la privatización de las empresas estratégicas nacionales.

En la manifestación masiva celebrada este jueves en Oruro y transmitida por el canal estatal Bolivia TV, el mandatario insistió en que ‘el programa de la derecha plantea que la salud y educación son un servicio; mientras que para nosotros, salud y educación es derecho’.

Recalcó que esa visión marca la principal diferencia entre el Movimiento al Socialismo y las otras fuerzas opositoras.

Miles de mineros, campesinos, obreros, profesionales y jóvenes concurrieron a esta manifestación en apoyo a la continuidad del proceso de cambio de cara a la etapa 2020-2025.

Ante ellos, Morales expresó que el proceso que el Movimiento al Socialismo impulsa es un camino sin retorno imparable.

Destacó que en 13 años de gestión ‘Bolivia es otra’ por sus indicadores positivos de crecimiento, por la distribución de la riqueza, el impulso de la industrialización de los recursos naturales, gracias a la lucha por el voto del pueblo boliviano en anteriores gestiones.

Al respecto reafirmó su llamado a que el pueblo boliviano lo respalde con sus boletas en las urnas para profundizar un lustro más en la industrialización del país y reducir la pobreza a un cinco por ciento.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;