Pentágono dice que «investiga» después que un avión de combate F-16 de Estados Unidos dejo caer municiones de entrenamiento en una aldea japonesa

Pentágono dice que "investiga" después que un avión de combate F-16 de Estados Unidos dejo caer municiones de entrenamiento en una aldea japonesa

Un F-16 estadounidense parece haber extraviado sus bombas ficticias durante una misión de entrenamiento sobre Japón, arrojando accidentalmente la munición falsa a millas de su objetivo. El dispositivo fue recuperado más tarde del patio de un residente.

Saliendo de la base aérea de Misawa controlada por los Estados Unidos el miércoles por la noche, el F-16 perdió su bomba de simulación sobre una aldea en la prefectura de Aomori mientras se dirigía a un campo de pruebas de bombardeo, confirmó el ejército estadounidense.

«Mientras realizaba el entrenamiento, un F-16 en Misawa lanzó un dispositivo a 5 kilómetros del alcance de Draughon el miércoles por la noche», escribió en un tuit las Fuerzas de EE. UU. Japón (USFJ). «La causa del incidente aún está bajo investigación, y USFJ notificó [al gobierno japonés] esta mañana de acuerdo con todos los acuerdos».

El comando estadounidense también señaló que «no hubo informes de lesiones o daños» a ninguna persona involucrada, y agregó que el incidente «destaca la importancia de una capacitación realista para garantizar [la] seguridad de las operaciones».

Si bien Estados Unidos no ha estado en guerra con Japón durante la mayor parte de un siglo, Washington aún mantiene un arsenal de activos militares en el país con fines estratégicos, utilizando efectivamente a la pequeña nación insular como portaaviones. La presencia estadounidense se estableció con el consentimiento de Japón en 1957, y ahora consta de alrededor de 54,000 soldados.

Sin embargo, los accidentes que involucran aviones de combate estadounidenses se han convertido en algo habitual, con unos 25 vehículos estadounidenses involucrados en un accidente u otro solo en 2017. La mayor parte de los accidentes de 2017 ocurrieron en Okinawa, que alberga la Base Aérea de Kadena de EE. UU. (A pesar de las intensas objeciones de los locales). El año pasado, un F-15 estadounidense que despegaba de Kadena se estrelló a unas 50 millas de la costa japonesa, aunque el piloto fue expulsado y puesto a salvo.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...