Las tensiones entre Estados Unidos y China podrían conducir a un conflicto peor que la Primera Guerra Mundial, advierte el sionista Henry Kissinger

Si no se controla, la creciente rivalidad entre China y Estados Unidos podría desencadenar un conflicto más devastador que la Primera Guerra Mundial, advirtió el ex Secretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger.

El veterano diplomático y controvertido pensador geopolítico dijo a los asistentes al Foro de la Nueva Economía, organizado por Bloomberg Media, que las tensiones entre Washington y Beijing podrían resolverse si «ambas partes intentan superar» sus diferencias.

«Está lejos de llegar demasiado tarde para eso, porque todavía estamos en las estribaciones de una guerra fría», dijo el jueves durante la conferencia.

Advirtió, sin embargo, que la desescalada entre las dos economías más grandes del mundo era «esencial» para evitar el desastre.

Si se permite que el conflicto se desarrolle sin restricciones, el resultado podría ser aún peor de lo que fue en Europa. La Primera Guerra Mundial estalló porque no se pudo dominar una crisis relativamente menor.

El ex diplomático dijo que esperaba que las negociaciones comerciales en curso entre Estados Unidos y China faciliten una cooperación más amplia. Las conversaciones comerciales son «un pequeño comienzo para una discusión política», señaló Kissinger.

Washington y Beijing están en desacuerdo sobre una serie de temas candentes. Una guerra arancelaria de ojo por ojo se ha exacerbado por una disputa sobre el Mar del Sur de China, sobre la cual Beijing reclama la soberanía plena. Los dos países también continúan discutiendo sobre las protestas en curso en Hong Kong. China ha acusado repetidamente a Estados Unidos de brindar apoyo a las manifestaciones cada vez más violentas, una acusación que Washington niega firmemente. Esta semana, el Congreso de los Estados Unidos aprobó un proyecto de ley destinado a monitorear los derechos humanos en el territorio semiautónomo.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...