Pompeo criticó severamente el ataque a la embajada de los Estados Unidos en Irak

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, en una conversación telefónica con el primer ministro iraquí, Adel Abd al-Mahdi, «condenó el ataque a la embajada de Estados Unidos en Bagdad el 31 de diciembre de la manera más severa», dijo el portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, en un comunicado.

Al mismo tiempo, Pompeo señaló las medidas tomadas por las autoridades iraquíes y recordó su obligación de proteger la misión diplomática estadounidense, agregó el Departamento de Estado.

Causa de los disturbios

El martes, los manifestantes intentaron asaltar la puerta principal de la embajada de Estados Unidos en Bagdad en la zona verde de la capital iraquí, donde se encuentran las misiones diplomáticas y las agencias gubernamentales. Las manifestaciones de protesta cerca de la embajada comenzaron inmediatamente después del ataque de los drones estadounidenses que asesinaron a miembros del grupo chiita Kattaib Hezbollah. Según información preliminar, 25 combatientes del movimiento Al-Hashd al-Shaabi fueron asesinados como resultado. Las autoridades iraquíes condenaron los ataques estadounidenses.

En los Estados Unidos, a su vez, se afirmó que la decisión de bombardeo se tomó en relación con «repetidos ataques de Kattaib Hezbollah en las bases iraquíes». Según el Pentágono, los ataques fueron una respuesta a las acciones del movimiento, lo que condujo a la muerte de un ciudadano estadounidense y a las heridas de cuatro soldados en Kirkuk.

El miércoles, la manifestación continuó y las tropas estadounidenses usaron nuevamente gases lacrimógenos contra los manifestantes.

El presidente iraquí, Barham Saleh, condenó el martes el ataque de los manifestantes en la embajada de Estados Unidos en Bagdad y calificó tales acciones de «ataque a la soberanía» del propio Irak.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...