El asesinato de Soleimani puede desencadenar nuevos enfrentamientos entre chiítas y fuerzas estadounidenses, según legislador ruso

El asesinato de Qasem Soleimani, el comandante de la Fuerza Quds, una unidad de élite del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, en un ataque aéreo estadounidense, provocará más enfrentamientos entre los estadounidenses y los activistas chitas en Irak y exacerbará la situación en la región, dijo a los periodistas el viernes el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Consejo de la Federación de Rusia (cámara alta), Konstantin Kosachev.

«Esa es una noticia realmente triste, una señal premonitoria de más enfrentamientos entre los estadounidenses y los activistas radicales chiitas en Irak. Hasta ahora, este es el peor de los casos, que parece la venganza de los estadounidenses por un reciente ataque a la embajada de Estados Unidos en Bagdad”, dijo.

“Si el ataque con misiles de EE.UU., que mató al general iraní de alto rango, fue realmente una venganza, se tomarán represalias”, subrayó. «Me alegraré si me equivoco, porque las guerras son fáciles de comenzar pero muy difíciles de detener», agregó Kosachev.

El Pentágono confirmó anteriormente que un ataque con misiles cerca del aeropuerto de Bagdad mató al jefe de la Fuerza Quds, Qasem Soleimani. La operación se llevó a cabo bajo la dirección del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, según el comunicado.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, declaró tres días de duelo nacional en el país a raíz del ataque de Estados Unidos, prometiendo vengarse de quienes estaban detrás del asesinato del general.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...