Militares veteranos del Reino Unido condenan el asesinato de Soleimani por parte de Estados Unidos y planean una protesta contra la posible guerra con Irán


Un grupo de veteranos británicos ha pedido a sus miembros que comiencen a organizarse para «exigir una disminución de la violencia» y garantizar la responsabilidad por las «acciones peligrosas» del gobierno de Estados Unidos en Irak.

Veterans for Peace UK (VfP UK) emitió una declaración condenando el ataque con aviones no tripulados de Estados Unidos que mató al mayor general iraní Qassem Soleimani, diciendo que el riesgo de guerra con Irán está «aumentando enormemente» como resultado.

El 3 de enero, Estados Unidos mató al menos a seis personas, incluida Soleimani, en un ataque aéreo que el gobierno del Reino Unido se negó a condenar. Domic Raab, el Ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, dice que está tratando de evitar la guerra con Irán, pero VFP UK señala que Raab describió a Soleimani como una «amenaza regional» mientras confirmaba el derecho de los Estados Unidos a la «autodefensa». El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, duplicó la caracterización de Raab de Soleimani, diciendo que «no lamentaría» su muerte.

Los veteranos de las guerras británicas exhortan a todos sus miembros a «tomar medidas» para exigir responsabilidad y reducir la violencia escribiendo a sus parlamentarios y periódicos y asistiendo a reuniones locales o eventos públicos. La declaración insta:

«Todos los miembros y simpatizantes de VFP UK tomarán medidas para exigir una disminución de la violencia y la rendición de cuentas por las acciones peligrosas del gobierno de Estados Unidos».

También recuerdan:

«Todos los miembros en servicio de las Fuerzas Armadas tienen derecho a negarse a obedecer órdenes ilegales e inmorales».
VFP UK está planeando una manifestación fuera de la residencia del Primer Ministro en el número 10 de Downing Street, el 7 de enero a las 6 p.m.

Los líderes occidentales piden una reducción de la escala a medida que Irak exige la retirada de las tropas extranjeras
El 6 de enero, el presidente francés, el canciller alemán y el primer ministro del Reino Unido emitieron una declaración conjunta en la que se pedía una «reducción progresiva» de la violencia. Sin embargo, la declaración coloca la carga de la situación actual en Irán sin ninguna referencia a los asesinatos de Estados Unidos en Irak:

«Hemos condenado los recientes ataques contra las fuerzas de coalición en Irak y estamos muy preocupados por el papel negativo que Irán ha jugado en la región, incluso a través del IRGC y la fuerza Al-Quds bajo el mando del general Soleimani».

La declaración también insta a las autoridades iraquíes a «continuar brindando a la Coalición todo el apoyo necesario» en la lucha contra Daesh *.

La declaración no hace referencia al hecho de que el 5 de enero el parlamento iraquí votó para expulsar a las tropas extranjeras de Irak y pidió al gobierno que ponga fin a su solicitud de asistencia de Estados Unidos en la lucha contra Daesh.

La resolución del parlamento iraquí decía:

«El gobierno iraquí debe trabajar para poner fin a la presencia de tropas extranjeras en suelo iraquí y prohibirles usar su tierra, espacio aéreo o agua por cualquier motivo».

Además, el primer ministro iraquí, Adel Abdul-Mahdi, dijo el domingo a su parlamento que Soleimani estaba en Irak como parte de los esfuerzos de mediación entre Irán, Irak y Arabia Saudita.

Como líder del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI), el Mayor General Soleimani desempeñó un papel clave en la coordinación de las batallas contra Daesh y otros militantes sunitas islamistas en Irak y Siria. Entre los fallecidos en el ataque de Estados Unidos el 3 de enero se encontraba Abu Mahdi al-Muhandis, el líder adjunto de las Unidades de Movilización Popular (AKA Fuerzas de Movilización Popular), y el portavoz de prensa del PMU, Mohammed al-Jaberi. El ataque aéreo que mató a Soleimani fue precedido por ataques aéreos estadounidenses en Irak y Siria que mataron a unos 25 soldados iraquíes, que eran miembros de la milicia Kata’ib Hezbollah (que son parte de la UAP) que se ha incorporado al ejército iraquí. Estados Unidos negó haber atacado un convoy médico de PMU, en la noche del viernes 3 de enero.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...