Hasta ahora, una republicana ha apoyado la propuesta de llamar a testigos al proceso de juicio político contra Trump

Hasta ahora, una republicana ha apoyado la propuesta de llamar a testigos al proceso de juicio político contra TrumpHasta ahora, solo una miembro del partido republicano, la representante de Maine, Susan Collins, ha apoyado la propuesta de los demócratas de convocar al Senado del Congreso de los Estados Unidos para acusar al presidente Donald Trump. Esto se afirma en un comunicado publicado el jueves por su servicio de prensa.

«Creo que la propuesta de escuchar a algunos testigos brindará a cada parte la oportunidad de expresar su posición de manera más completa y justa, eliminar la incertidumbre y aclarar. Votaré en apoyo de esta propuesta para dar la oportunidad de llamar a testigos a la corte y requerir documentos [adicionales]«, dijo.

El jueves terminó la siguiente etapa del juicio en el Senado, que duró dos días. Dentro de las 16 horas, diariamente desde las 13:00 hora local (21:00 hora de Moscú) hasta las 23:00 (07:00 hora de Moscú), los abogados del jefe de estado y sus fiscales de la Cámara de Representantes respondieron el interrogatorio de los senadores. El viernes a las 13:00 (21:00 hora de Moscú), se iniciará un debate de cuatro horas en la cámara alta, después de lo cual se realizará una votación para llamar a testigos, así como otras propuestas de los demócratas.

¿Habrá testigos?

Los republicanos que controlan el Senado tienen la intención de completar el procedimiento de destitución por absolución lo antes posible. Esto puede suceder ya el viernes si al menos cuatro republicanos no respaldan la propuesta de los demócratas de llamar a testigos y exigir documentación de la administración de Washington como parte del proceso. Hasta hace poco, eran precisamente cuatro republicanos los que dudaban en llamar testigos: Collins, Mitt Romney (republicano, Utah), Lamar Alexander (Tennessee) y Lisa Murkowski (de Alaska). Collins apoyó a los demócratas, seguido del más influyente de ellos, Alexander hizo una declaración de que estaba en contra de llamar testigos, Murkowski anunció que anunciaría su decisión el viernes y Romney aún no había expresado una posición clara.

Si los demócratas cuentan con el apoyo de solo tres republicanos y los votos se dividen en partes iguales (50 frente a 50), no se espera que la propuesta se apruebe, siempre que el jefe de la Corte Suprema de los EE.UU., John Roberts, se ponga del lado del partido de Trump. Al mismo tiempo, como informó anteriormente The Washington Post, el presidente y sus asesores en la Casa Blanca quieren contar con el apoyo de al menos un senador demócrata que votaría por la absolución. El candidato más probable en la Casa Blanca es considerado Joe Manchina (de West Virginia).

Por lo tanto, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell (de Kentucky), prácticamente aseguró la negativa a llamar a testigos y la absolución de Trump lo antes posible.

Ultimo intento

El senador demócrata Chris Van Hollen (de Maryland) dijo el miércoles que tiene la intención de someter a votación la cuestión de darle a Roberts el derecho de llamar a testigos y exigir documentos de la Casa Blanca. Se espera que los demócratas intenten prolongar el proceso y presentar tantas propuestas diferentes como sea posible. Así, la semana pasada propusieron unas 10 resoluciones, que se consideraron hasta la 01:00 hora local.

Si se rechaza la propuesta de testigos, el Senado votará sobre cada uno de los dos cargos: abuso de poder y obstrucción del Congreso. Según los comentaristas locales, la votación puede llevarse a cabo tanto el viernes como el sábado, si los demócratas nuevamente intentan retrasar el proceso.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...