Estados Unidos envía otro avión a la península coreana para espiar a Corea del Norte


Estados Unidos ha enviado otro avión de vigilancia sobre la península de Corea para monitorear al país ante los temores de “una nueva arma estratégica” de Pyongyang.

Un avión RC-135W Rivet Joint ha sido detectado este jueves volando a una altitud de 31 000 pies sobre la península coreana para monitorear las actividades de Corea del Norte, según informa Aircraft Spots, un sitio de estudio de movimientos de aeronaves militares.

Este tipo de avión fue detectado cuatro veces en la península coreana durante el mes pasado. El último vuelo lo realizó solo unos días después de que un avión E-8C de la Fuerza Aérea de EE.UU. sobrevolara la zona, según el rastreador.

Los aviones espías estadounidenses han realizado varias veces operaciones de monitoreo sobre Corea del Norte después de que Pyongyang advirtiera a comienzos de este año, de una “nueva arma estratégica” en un futuro cercano en protesta por las hostilidades de la Casa Blanca en las negociaciones nucleares para levantar las sanciones a cambio de la desnuclearización de la península coreana.

Según los expertos, la “nueva arma estratégica” podría referirse a un tipo avanzado de misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés) o misil balístico de lanzamiento submarino (SLBM, por sus siglas en inglés).

Pyongyang, que ha llevado a cabo, de manera frecuente, pruebas de misiles balísticos en respuesta a las maniobras militares conjuntas de EE.UU. y Corea del Sur, tal y como argumenta el país asiático, anunció el pasado 17 de noviembre que no retomará los diálogos sobre la desnuclearización hasta que EE.UU. no abandone su “política hostil”.

Según los expertos, la “nueva arma estratégica” podría referirse a un tipo avanzado de misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés) o misil balístico de lanzamiento submarino (SLBM, por sus siglas en inglés).

Pyongyang, que ha llevado a cabo, de manera frecuente, pruebas de misiles balísticos en respuesta a las maniobras militares conjuntas de EE.UU. y Corea del Sur, tal y como argumenta el país asiático, anunció el pasado 17 de noviembre que no retomará los diálogos sobre la desnuclearización hasta que EE.UU. no abandone su “política hostil”.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...