La retirada de Estados Unidos del Tratado de Cielos Abiertos perjudica a los aliados más que a Rusia, según experto

La retirada de Estados Unidos del Tratado de Cielos Abiertos perjudica a los aliados más que a Rusia, según expertoLa retirada de Estados Unidos del Tratado de Cielos Abiertos perjudica a los estados miembros europeos de la OTAN porque es muy probable que sigan el ejemplo de Washington. Cuando se les prive de la posibilidad de realizar vuelos sobre Rusia, se volverán más dependientes de los datos de inteligencia de Estados Unidos, dijo el viernes a TASS el editor en jefe de la revista “Arsenal de la Patria”, Viktor Murakhovsky.

Según el experto, Washington cree que el tratado es incompatible con los intereses estadounidenses. Estados Unidos depende de satélites de reconocimiento nacionales, que exceden las capacidades del equipo previsto por el tratado. Mientras tanto, Washington determina la política de la OTAN y, por lo tanto, los estados miembros europeos de la alianza seguirán a los Estados Unidos, señaló. Tras la retirada del Tratado, estos países perderán la información recibida durante los vuelos sobre Rusia en virtud del tratado.

«Aunque algunos países estaban en contra de esto en las conversaciones de la OTAN, he oído hablar de Alemania e Italia. A diferencia de los EE. UU., no tienen esa agrupación [de satélites de reconocimiento] y ahora podrían solicitar datos de reconocimiento de los satélites estadounidenses. Entonces, los estadounidenses resolverán otra tarea: tendrán otra ‘correa’ para sus aliados», señaló el experto.

Para Washington, los vuelos sobre Rusia no son críticos, dijo. Dos satélites de la serie Key Hole de satélites de reconocimiento óptico de EE.UU. tienen una matriz multiespectral con características, que todavía son desconocidas para Rusia. Además, tienen satélites para escaneo de radar de la Tierra.

Sin embargo, Rusia tiene la posibilidad de contrarrestar estos medios. Rusia también tiene su propia agrupación de satélites de reconocimiento. «Aunque tenemos capacidades limitadas de equipos de reconocimiento satelital, sin embargo, son suficientes para resolver las tareas de disuasión estratégica», dijo Murakhovsky.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció el jueves que Washington se retiraría del Tratado de Cielos Abiertos. El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, explicó en un comunicado que la decisión de los Estados Unidos de retirarse del tratado entraría en vigor en seis meses a partir del 22 de mayo.

El Tratado de Cielos Abiertos fue firmado en marzo de 1992 en Helsinki por 23 países miembros de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). Fue redactado con la participación activa de Moscú. Según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, el tratado es una herramienta importante para fortalecer la confianza y la seguridad. Los objetivos principales del Tratado de Cielos Abiertos fue generar transparencia, brindar asistencia para supervisar el cumplimiento de los acuerdos de control de armas existentes o futuros, ampliar las posibilidades para prevenir crisis y gestionar situaciones de crisis. El acuerdo establece un programa de vuelos de vigilancia aérea desarmados en todo el territorio de sus participantes. Ahora, el tratado tiene más de 30 estados firmantes. Rusia ratificó el Tratado de Cielos Abiertos el 26 de mayo de 2001.

Durante los últimos años, Washington ha acusado a Moscú de llevar a cabo el acuerdo de manera selectiva y de violar algunas de sus disposiciones. Rusia también ha presentado algunas objeciones con respecto a la forma en que Estados Unidos ha estado implementando el acuerdo. En el 2017, Washington impuso algunas restricciones a los vuelos de observación rusos sobre su territorio. Moscú hizo lo mismo después.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...