Oposición bielorrusa dispuesta a dialogar con las autoridades tras recuento electoral

El miembro del presídium del llamado “Consejo de Coordinación” de Bielorrusia, Pavel Latushko, cree que el diálogo de la oposición con el actual gobierno del país es posible a condición de que se recuenten los votos en las elecciones presidenciales y se investiguen los actos de violencia contra los manifestantes.

Oposición bielorrusa dispuesta a dialogar con las autoridades tras recuento electoral

«Si se elige una nueva Comisión Electoral Central que analizará nuevamente todos los resultados de la campaña electoral, realizará un conteo de votos independiente, evaluará las violaciones a la legislación vigente, si las autoridades inician [causas penales], investigan y responsabilizan las personas culpables de actos de violencia masiva; si las autoridades dejan de detener a las personas simplemente por su derecho a asistir a los mítines, liberan a todos los presos políticos, entonces yo, Pavel Latushko, vería potencialmente esta oportunidad para un diálogo», dijo el martes durante el Programa de televisión Vremya Pokazhet (El tiempo lo dirá) en el Canal Uno.

Sin embargo, afirmó que el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, «nunca lo aceptaría».

También afirmó que «nadie tiene hechos reales que confirmen que existen actos organizados de violencia por parte de manifestantes pacíficos, ni el gobierno ni los medios de comunicación».

Anteriormente, el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, negó la posibilidad de un diálogo con los representantes de la oposición, afirmando que solo lo llevará a cabo con grupos de trabajadores.

Las manifestaciones a nivel nacional se han apoderado de Bielorrusia tras las elecciones presidenciales del 9 de agosto. Según los resultados oficiales de la Comisión Electoral Central, el actual presidente Alexander Lukashenko ganó por abrumadora mayoría, obteniendo el 80,10% de los votos. Su rival más cercano en la carrera, Svetlana Tikhanovskaya, quedó en segundo lugar, con el 10,12% de los votos. Sin embargo, se negó a reconocer el resultado de las elecciones y se fue de Bielorrusia a Lituania. Después de que se anunciaran los resultados de las encuestas a boca de urna a última hora del 9 de agosto, estallaron protestas masivas en el centro de Minsk y otras ciudades bielorrusas. Durante el período postelectoral temprano, las manifestaciones se convirtieron en feroces enfrentamientos entre los manifestantes y la policía. El actual malestar está siendo aclamado por el llamado “Consejo de Coordinación de la oposición”, que ha estado tocando el tambor para más protestas. En respuesta, las autoridades bielorrusas han criticado la agitación en curso y exigido que se detenga estas manifestaciones no autorizadas.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...