Venezuela ha neutralizado una nueva agresión de Estados Unidos al capturar a su espía

Venezuela ha neutralizado una nueva agresión de Estados Unidos al capturar a su espía

La Fiscalía de Venezuela informa del desmantelamiento de una célula terrorista que planeaba una nueva agresión en el país con “participación estadounidense”.

El fiscal general venezolano, Tarek William Saab, ha dado a conocer este lunes que, con la captura de Matthew Jhon Heath, quien está presuntamente vinculado a la CIA, se ha logrado neutralizar “una nueva acción de agresión contra Venezuela con participación estadounidense”.

El estadounidense Jhon Heath, de acuerdo con el fiscal, realizaba actividades de espionaje en Venezuela “con el apoyo de militares y civiles apátridas”, por lo que será imputado por delitos del “terrorismo, tráfico ilícito de armas y asociación”.

“A todos los ciudadanos venezolanos (tres detenidos) se les imputarán los delitos de traición a la patria, terrorismo, tráfico ilícito de armas y asociación. En el caso del ciudadano estadounidense se le imputan los delitos de terrorismo, tráfico ilícito de armas y asociación [para delinquir]”, ha afirmado Saab desde la sede del Ministerio Público en Caracas (la capital).

El jefe del Ministerio Público venezolano ha explicado que el detenido estadounidense “no tenía pasaporte, tenía una fotocopia del mismo dentro de sus zapatos y portaba un teléfono satelital que se negaba a desbloquear”, en el que finalmente “se le encontraron imágenes de instalaciones petroleras de Zulia y Falcón” y “fotografías de instalaciones militares”.

En la inspección realizada al vehículo se encontró dentro de uno de los bolsos una moneda que lo vincula con la CIA, por lo que se presume que tiene nexos con esta agencia estadounidense, ha aducido Saab, antes de mencionar que Heath cumplió misión en Irak y se desempeñó en la CIA (acrónimo de Agencia Central de Inteligencia) de EE.UU.

En la operación contra la célula terrorista, las fuerzas venezolanas hallaron un lanzagranadas AT4 calibre 84 mm, una subametralladora modelo UZI calibre 9 mm, cuatro piezas rectangulares de presunto material explosivo (C4) y dinero en moneda extranjera, entre otros materiales.

El fiscal ha dejado claro que el rápido brote del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19 no impedirá que el Ministerio Público de Venezuela defienda el país frente a “los planes de factores extranjeros”.

La reciente detención es un eslabón más de la cadena de intentos fallidos y Washington y sus títeres para orquestar un golpe de Estado contra el Gobierno legítimo de Venezuela, presidido por Nicolás Maduro. La República Bolivariana ha frustrado ya múltiples planes y conspiraciones para derrocar a Maduro, gracias a la lealtad del pueblo y los militares

Fuente

Comentarios:

Cargando ...