La Fuerza Aérea de Rusia bombardea el bastión terrorista en los ataques más fuertes desde el alto el fuego en Idlib

La Fuerza Aérea de Rusia bombardea el bastión terrorista en los ataques más fuertes desde el alto el fuego en Idlib

Fuentes de la llamada oposición siria dijeron que aviones rusos bombardearon el domingo el noroeste de Siria controlado por los terroristas en los ataques más extensos desde que un acuerdo turco-ruso detuvo los principales combates con un alto el fuego hace casi seis meses.

Testigos dijeron que los aviones de combate atacaron las afueras occidentales de la ciudad de Idlib y que hubo fuertes bombardeos de artillería en la región montañosa de Jabal al Zawya en el sur de Idlib desde puestos de avanzada del ejército sirio cercano. No hubo informes inmediatos de víctimas.

«Estas 30 redadas son, con mucho, los ataques más duros hasta ahora desde el acuerdo de alto el fuego», dijo Mohammed Rasheed, un exoficial rebelde y un observador de aviones voluntario cuya red cubre la base aérea rusa en la provincia costera occidental de Latakia.

Otros centros de rastreo dijeron que aviones rusos Sukhoi atacaron el área de Horsh y la ciudad de Arab Said, al oeste de la ciudad de Idlib. Drones no identificados también atacaron dos ciudades controladas por los rebeldes en la llanura de Sahel al-Ghab, al oeste de la provincia de Hama.

No ha habido bombardeos aéreos a gran escala desde que un acuerdo de marzo puso fin a una campaña de bombardeos respaldada por Rusia que desplazó a más de un millón de personas en la región fronteriza con Turquía después de meses de combates.

No hubo comentarios inmediatos de Moscú o del ejército sirio, que durante mucho tiempo han acusado a los grupos militantes que dominan el último reducto de la oposición de arruinar el acuerdo de alto el fuego y atacar áreas controladas por el ejército.

El acuerdo entre el presidente turco Tayyip Erdogan y el presidente ruso Vladimir Putin también desactivó una confrontación militar entre ellos luego de que Ankara enviara miles de tropas a la provincia de Idlib para contener a las fuerzas respaldadas por Rusia de nuevos avances.

Los diplomáticos occidentales que rastrean a Siria dicen que Moscú presionó a Ankara en la última ronda de conversaciones del miércoles para reducir su extensa presencia militar en Idlib. Turquía tiene más de diez mil soldados estacionados en decenas de bases allí, según fuentes de la oposición en contacto con el ejército turco.

Los testigos dicen que ha habido un aumento en los bombardeos esporádicos desde puestos avanzados del ejército sirio contra bases turcas en las últimas dos semanas. Los terroristas dicen que el ejército sirio y sus milicias aliadas estaban acumulando tropas en las líneas del frente.

Dos testigos dijeron que una columna militar turca compuesta por al menos 15 vehículos blindados fue vista durante la noche entrando en Siria a través del cruce fronterizo de Kafr Lusin en dirección a una base principal en la zona rural de Idlib.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...