El FBI afirma que la fuente del «expediente» sobre Trump tenía supuestos contactos previos con la inteligencia rusa

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) cree que la fuente del llamado expediente sobre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, supuestamente tuvo contacto previo con la inteligencia rusa durante su anterior campaña electoral. Tales acusaciones están contenidas en una carta enviada el jueves a la presidenta del Comité Judicial del Senado del Congreso, Lindsay Graham (Republicana, Carolina del Sur), al Secretario de Justicia, Fiscal General de los Estados Unidos William Barr. En el mensaje se incluye una nota desclasificada y revisada del FBI.

El FBI afirma que la fuente del "expediente" sobre Trump tenía supuestos contactos previos con la inteligencia rusa

En respuesta a la investigación del senador, Barr afirma que una «fuente» del 2009 al 2011 estuvo bajo la supervisión de la agencia de contrainteligencia de la oficina, que documentó sus contactos con supuestos «oficiales de inteligencia rusos». El ministro también se refiere a su conversación con el fiscal especial John Durham, quien, en su nombre, lleva a cabo una investigación de las circunstancias de las agencias de inteligencia estadounidenses desde mayo del 2019, monitoreando la sede de Trump. Según él, Durham aseguró que la divulgación de esta información no interferiría con su investigación.

«El FBI llevó a cabo una investigación del 2009 al 2011 contra una persona que luego fue identificada como la fuente de [el ex agente de inteligencia británico que recopiló el expediente de Trump] Christopher Steele. La investigación se inició sobre la base de información que él [la fuente] podría representar una amenaza para la seguridad nacional”,— dice el documento del servicio de inteligencia estadounidense. –“La revisión de la base de datos mostró que la fuente en 2006 tenía contactos con la embajada rusa y destacados oficiales de inteligencia rusos». No se ha revelado la identidad de la supuesta fuente.

La compilación del «expediente» con pruebas incriminatorias sobre Trump comenzó en el 2015. Esto fue originalmente encargado por partidarios del Partido Republicano de Estados Unidos, quienes criticaron al multimillonario que se había sumado a la lucha por la Casa Blanca. El pedido fue recibido por Fusion GPS, y Steele y su firma de Londres fueron posteriormente incorporados para trabajar en el expediente. Cuando quedó claro que Trump era el candidato más probable para la nominación presidencial, los republicanos, según The New York Times, dejaron de financiar el trabajo de Fusion GPS, pero su iniciativa fue inmediatamente interceptada por los demócratas. En particular, se estableció que Steele recibió dinero del Comité Nacional Demócrata y la sede de la campaña de Hillary Clinton.

El expediente afirmaba que los servicios especiales rusos supuestamente poseían información personal y financiera que desacreditaba a Trump. El FBI y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos dijeron más tarde a los miembros del Congreso que no podían establecer la autenticidad de la información contenida en estos materiales. El propio jefe de la Casa Blanca ha subrayado repetidamente que este «expediente» es una «falsificación» y un ejemplo de una «caza de brujas política total». El secretario de prensa del presidente ruso, Dimitri Peskov, dijo anteriormente que el Kremlin considera cerrado el tema de la supuesta evidencia comprometedora de Moscú sobre Trump.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...