La embajada rusa ridiculizó declaraciones sobre supuestos soldados rusos en Cataluña

La embajada rusa en España ha comentado los informes de órdenes de allanamiento en el referéndum de Cataluña del 2017, basándose en grabaciones telefónicas de 10.000 soldados rusos presuntamente dispuestos a partir hacia la región tras su declaración de independencia.

La embajada rusa ridiculizó declaraciones sobre supuestos soldados rusos en Cataluña

“La información que apareció en los medios españoles sobre la llegada de 10 mil soldados rusos a Cataluña es incompleta. Hay que sumar dos ceros al número de soldados, y lo más llamativo de esta conspiración: las tropas iban a ser trasladadas en los aviones «Fly» y «Chato», recogidos en Cataluña durante la Guerra Civil y escondidos en un lugar seguro en la Sierra Catalana pendiente de recibir una orden encriptada para actuar a través de estas publicaciones”, dijo la agencia diplomática en Twitter.

«Rastro ruso» en el caso de la independencia de Cataluña

Un juez español descubrió un supuesto «rastro ruso» en el referéndum ilegal sobre la independencia de la región celebrado en el 2017, como lo demuestra una orden de registro emitida por él, que está a disposición de RIA Novosti.

El miércoles tuvo lugar un operativo en la capital regional de Barcelona y en la ciudad de Girona, durante el que fueron detenidas 21 personas vinculadas al independentismo catalán. Están acusados ​​de abuso de poder, malversación de fondos y blanqueo de capitales. Según las autoridades investigadoras, los detenidos, principalmente políticos y empresarios, financiaron ilegalmente el movimiento por la independencia de la región, incluida la estancia del ex jefe de la Generalitat, Carles Puigdemont en Bélgica.

El juez Joaquín Aguirre López, refiriéndose a las grabaciones de conversaciones telefónicas de los sospechosos, afirma la existencia de un determinado grupo de supuestos rusos que, en el 2017, ofrecieron a Puigdemont «contar con diez mil militares y pagar la totalidad de la deuda catalana».

El juez afirma que el grupo ruso «fue creado durante la era de Gorbachov» y negoció con las autoridades catalanas a través del político local Víctor Terradellas.

«Es decir, en el otoño del 2017, Rusia ofreció apoyo a Carles Puigdemont, si declaraba la independencia, incluyendo el envío de diez mil soldados a Cataluña. Si accedía, quizás los hechos hubieran sido trágicos y se hubieran convertido en un conflicto armado en el país con bajas humanas», se indica en el documento.

En el 2017, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia anunció oficialmente que, guiado por los principios fundamentales del derecho internacional, Moscú ve los eventos en Cataluña como un asunto interno de España. El documento expresó la esperanza de que la situación se solucione «a través del diálogo estrictamente en el marco de la legislación española en interés de una España unida y próspera».

Fuente

Comentarios:

Cargando ...