Los votantes estadounidenses van a las urnas para elegir presidente y Congreso

Hoy, 3 de noviembre, los estadounidenses no solo votarán por un nuevo presidente durante los próximos cuatro años, sino que también elegirán a 35 senadores, así como a toda la Cámara de Representantes. Según los expertos entrevistados por Izvestia, quien gane las elecciones presidenciales, Donald Trump o Joe Biden, ambos corren el riesgo de tener al menos un Congreso medio hostil como sus socios. Según los pronósticos, es probable que los republicanos superen ligeramente a sus rivales en la batalla por el Senado, mientras que los demócratas deberían retener el Congreso para ellos.

Los votantes estadounidenses van a las urnas para elegir presidente y Congreso

Mientras tanto, la brecha entre Joe Biden y Donald Trump antes de las elecciones se ha reducido, lo que significa que el resultado de la lucha por la Casa Blanca aún no está claro.

Debido a la pandemia del COVID-19, más de 94 millones votaron temprano, casi 60 millones de personas votaron por correo. En comparación, en el 2016, el número total de votantes en las elecciones resultó ser un poco más de 133 millones. Los expertos creen que el recuento de votos se prolongará durante varios días, y la imagen de los resultados de la votación en persona el 3 de noviembre y las votaciones anticipadas puede ser sorprendentemente diferente.

«El 4 de noviembre, podría haber un ganador, y unos días después otro. El sindicato postal apoya abiertamente a Biden, y las posibilidades de manipular el voto por correo son enormes. Por lo tanto, los estadounidenses tendrán una gran desconfianza en los resultados de la votación», dijo a Izvestia el profesor asociado del Departamento de Teoría Política del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, Kirill Koktysh.

Al mismo tiempo, cuanto más se demore en determinar al ganador, mayor será la probabilidad de protestas espontáneas y violencia callejera, dijo al periódico el director de la Fundación Franklin D. Roosevelt para Estudios de los Estados Unidos en la Universidad Estatal de Moscú, Yuri Rogulev. Las empresas de las principales ciudades de Estados Unidos ya han comenzado a levantar barricadas en los centros comerciales y taponar las tiendas, los agentes del orden están elaborando escenarios para responder a los disturbios.

«A juzgar por la intensidad de las emociones y la seria división del país por motivos ideológicos, un enfrentamiento se está volviendo irreconciliable. Y esto puede conducir a choques», señaló Rogulev.

Uno de los escenarios más discutidos en la comunidad de expertos en la política estadounidense es que en la mañana del 4 de noviembre Trump liderará las elecciones, y unos días después Biden se le adelantará gracias a la votación anticipada por correo. En otras palabras, la carrera presidencial no terminará el 3 de noviembre.

Fuente