Presidente Maduro se burla de Estados Unidos en medio del caos electoral: ‘Estamos cansados de que den lecciones de democracia’ a otros países cuando su propio sistema es tan defectuoso

Presidente Maduro se burla de Estados Unidos en medio del caos electoral: 'Estamos cansados de que den lecciones de democracia' a otros países cuando su propio sistema es tan defectuoso
Washington lanzó una campaña abierta para tratar de derrocar al gobierno democráticamente electo de Venezuela a principios de 2019, ofreciendo reconocimiento al legislador de la oposición y autoproclamado «presidente» Juan Guaidó y aumentando la presión de las sanciones para tratar de detener la economía de la nación latinoamericana.

El presidente venezolano Nicolás Maduro ha dado su opinión sobre la incertidumbre electoral que enfrenta actualmente Estados Unidos, bromeando que estaba cansado de los intentos de Estados Unidos de dar a otros países «lecciones de democracia» cuando su propio sistema era tan defectuoso.

“No interferimos en los asuntos internos de Estados Unidos. Y odiamos cuando pretenden dar lecciones de democracia al mundo ”, dijo Maduro en un discurso televisado mientras Venezuela se prepara para celebrar sus propias elecciones parlamentarias el próximo mes.
Contrastando el continuo retraso en la publicación de los resultados de la votación del martes en Estados Unidos, el mandatario venezolano agregó que en su país, en cambio, “los resultados electorales se dan la misma noche de las elecciones de manera exacta”.

En una aparente maniobra contra el presidente Donald Trump, quien ha prometido acciones legales para desafiar lo que llamó las circunstancias «muy extrañas» en las que desapareció temprano en estados clave en el campo de batalla, Maduro prometió que respetaría los resultados de los venezolanos «gane quien gane». Agregó que la campaña electoral de Venezuela sería «una demostración de cómo de manera civilizada, en paz, tenemos un sistema electoral probado y transparente».

El presidente venezolano se abstuvo de decir nada más sobre la votación de Estados Unidos, dado que no se ha anunciado un ganador claro. «No nos estamos entrometiendo, no me estoy entrometiendo. Estados Unidos está lidiando con su propio problema electoral», dijo Maduro.

Las elecciones parlamentarias de Venezuela, programadas para el 6 de diciembre, incluirán la elección de 277 diputados a la Asamblea Nacional. Una coalición de oposición conocida como Mesa Redonda de Unidad Democrática ha prometido boicotear la votación, alegando fraude.

Estados Unidos y sus aliados europeos y latinoamericanos rechazaron la validez de la elección de Venezuela antes de tiempo, alegando que se llevaría a cabo «sin condiciones libres o justas». En septiembre, la Unión Europea rechazó formalmente una invitación de Caracas para observar la votación. El mismo mes, Estados Unidos sancionó a varios funcionarios venezolanos, incluida la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Indira Alfonzo.

Washington reconoció al legislador opositor Juan Guaidó como el «presidente interino» de Venezuela en enero de 2019, poco después de que el presidente Maduro asumiera un segundo mandato. Como parte de su campaña de presión, Washington ha buscado estrangular la economía venezolana, incautando decenas de miles de millones de dólares de los activos del país en el exterior y amenazando con sanciones secundarias contra los países que compran petróleo crudo venezolano. Maduro ha criticado a los funcionarios estadounidenses y a Guaidó por intentar llevar a cabo un «golpe de estado» en su contra, y ha alegado que Washington busca derrocar al gobierno venezolano para acceder a los vastos recursos energéticos y minerales del país.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...