Cohetes impactan en la zona verde fortificada de Bagdad en Irak que alberga la embajada de Estados Unidos

Cohetes impactan en la zona verde fortificada de Bagdad en Irak que alberga la embajada de Estados Unidos
Es el tercer ataque en poco más de una semana contra áreas que albergan tropas, diplomáticos o contratistas estadounidenses. En otro incidente reciente, murió al menos un civil no estadounidense que trabajaba con la coalición liderada por Estados Unidos.

Al menos dos ataques con cohetes han alcanzado la llamada Zona Verde de Bagdad, donde se encuentra la embajada de Estados Unidos, dijo el ejército iraquí en un comunicado.

La Zona Verde alberga embajadas extranjeras y edificios gubernamentales y es regularmente el objetivo de cohetes disparados por grupos que, según funcionarios estadounidenses e iraquíes, están respaldados por Irán, aunque este último lo niega rotundamente.

Según los informes, uno de los cohetes recién lanzados cayó dentro de los límites de la zona de alta seguridad, mientras que los otros aterrizaron en barrios residenciales circundantes.

Hasta el momento no se han informado víctimas.

Este es el tercer ataque en los últimos días contra edificios diplomáticos, militares o comerciales occidentales en Irak, después de meses de una relativa pausa en la violencia.

El 15 de febrero, un contratista civil murió y al menos otras nueve personas, incluido un soldado estadounidense, resultaron heridas en un ataque con cohetes contra una base militar utilizada por las fuerzas estadounidenses en Erbil, Irak. Estados Unidos y sus aliados culparon casi de inmediato a Irán. Teherán respondió rápidamente a las afirmaciones, diciendo que ve un Irak seguro como un ingrediente esencial para la estabilidad regional.

«Irán no solo rechaza enérgicamente estos rumores, sino que también condena rotundamente los intentos sospechosos de atribuir el ataque a Irán», dijo en ese momento el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Saeed Khatibzadeh.
Inmediatamente después del ataque, Estados Unidos dijo que lo investigará a fondo y agregó que se reserva el derecho de tomar represalias.

Una milicia chií poco conocida que se refiere a sí misma como «Saraya Awliya al-Dam» («Los Vengadores de las Brigadas de Sangre») se atribuyó la responsabilidad del ataque y prometió otros nuevos contra las fuerzas de la «ocupación estadounidense» en Irak.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...