Ejército de Rusia distribuyó paquetes de alimentos a los refugiados en la provincia siria de Sweida

Ejército de Rusia distribuyó paquetes de alimentos a los refugiados en la provincia siria de Sweida
Los militares del Centro Ruso para la Reconciliación de los Partidos en Guerra (CPVS) distribuyeron paquetes de alimentos a los residentes del asentamiento de Bakka y refugiados de diferentes provincias del país, alojados en un campamento de verano para niños en la provincia de Sweida.

El contraalmirante Vyacheslav Sytnik, subjefe del Servicio Central de Comando y Control, se lo dijo a los periodistas.

«Estamos ubicados en la aldea de Rsas, este es un campo de refugiados. El gobierno sirio, con el apoyo del CPVS de la Federación de Rusia, proporciona asistencia humanitaria de manera constante a los refugiados que viven en este campo. En total, unas 300 personas viven en el campamento, son 89 familias. Mantenemos registros constantemente, y hoy cada familia recibirá dos juegos de alimentos «, dijo Sytnik.

El centro de alojamiento de refugiados en la aldea de Rsas se organizó sobre la base de un campamento de verano para niños al comienzo de la guerra. Durante más de ocho años, el campamento no aceptó escolares en vacaciones, en él viven personas que dejaron sus hogares en varias provincias del país. «Estas son familias pobres de diferentes provincias de Siria, tienen sus propias particularidades, sus propias características. Y viven con sus propias características — con sus platos, con sus canciones, con sus propias tradiciones. Al final, todos están unidos y hacen una especie de mosaico sirio «, dijo a los periodistas el director del campamento, Azza Kayouf.

Según él, los residentes del campamento que pueden trabajar buscan trabajo en los alrededores. Se cultivan aceitunas, manzanas y verduras, por lo que muchos refugiados trabajan en la agricultura. El resto vive de la ayuda del estado y de varias organizaciones, incluido el CPVS ruso. Entre ellos se encuentra el ex soldado del ejército sirio, Muhammad Salah Talal, que no puede trabajar después de haber sido gravemente herido. Su familia abandonó su ciudad natal de Kamyshly en el norte del país hace cinco años, huyendo de grupos terroristas pro estadounidenses, dos niños ya nacieron en un campo de refugiados.

«Soy agricultor, tengo mi propia tierra. Cultivaba trigo, algodón y cebada, ganaba mucho dinero, no había problemas. Y cuando llegaron los estadounidenses, empezaron a quemar nuestras cosechas. Se apoderaron de mi casa y se establecieron allí. «, explicó a los periodistas, y señaló que está listo para regresar a Qamyshly si los invasores abandonan este territorio.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...