Joe Biden niega haber hablado con Xi Jinping de China sobre los orígenes del COVID-19 a pesar de la llamada telefónica de febrero

Joe Biden niega haber hablado con Xi Jinping de China sobre los orígenes del COVID-19 a pesar de la llamada telefónica de febrero
El presidente de Estados Unidos actualizó a los periodistas sobre el estado de vacunación en el país y advirtió sobre nuevos tipos de propagación del nuevo coronavirus.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dice que no ha discutido los orígenes de la infección por COVID-19 con su homólogo chino, Xi Jinping.

En respuesta a una pregunta de Fox News que preguntaba si el presidente de Estados Unidos le había preguntado a Xi si Beijing «engañó al mundo al comienzo» de la pandemia de coronavirus, Biden dijo que no.

“No, no he tenido esa conversación con el presidente Xi. Gracias ”, dijo Biden y salió de la habitación.

La Casa Blanca declaró anteriormente que Biden y Xi mantuvieron conversaciones telefónicas el 10 de febrero, diciendo que los líderes plantearon la cuestión de la pandemia en curso, los derechos humanos, el comercio y la seguridad del Indo-Pacífico.

La conversación, que marca la primera interacción entre los dos líderes, también fue la primera vez que los jefes de los dos países han estado en contacto directo desde que el presidente chino habló con Donald Trump en marzo de 2020.

La Casa Blanca, sin embargo, no especificó los detalles de la conversación.

En diciembre, el New York Times y ProPublica publicaron un informe de investigación que decía que la reacción inicial del gobierno chino ante el brote del COVID-19 fue contener la difusión de información. El predecesor de Biden, Trump, acusó repetidamente a China de encubrir el brote del virus y no advertir al mundo al respecto. Beijing ha negado repetidamente estas acusaciones.

Washington y Beijing también han estado intercambiando acusaciones sobre los orígenes de COVID-19 durante casi un año. Trump afirmó que el virus pudo haber escapado del laboratorio biológico del Instituto de Virología de Wuhan, mientras que Beijing sugirió en un momento que el Ejército de EE. UU. Pudo haber propagado el virus en la ciudad durante los Juegos Mundiales Militares de 2019.

El año pasado, la OMS emitió un comunicado diciendo que toda la evidencia disponible sugiere que el SARS-CoV-2 es de origen animal y no artificial.

Desde el brote en marzo de 2020, COVID-19 ha impactado masivamente a los Estados Unidos, con casi 31 millones de estadounidenses infectados, más que cualquier otro país. Más de 550.000 estadounidenses han muerto a causa de la pandemia, según la Universidad John Hopkins.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...