Pentágono considera solicitar autorización para realizar bombardeos aéreos si Kabul en Afganistán cae ante los talibanes: Informe

Pentágono considera solicitar autorización para realizar bombardeos aéreos si Kabul en Afganistán cae ante los talibanes: Informe
Los altos funcionarios de la administración Biden habían declarado anteriormente que una vez que los soldados estadounidenses abandonaran Afganistán, el apoyo aéreo también se eliminaría gradualmente, con la excepción de los ataques contra grupos terroristas que representan una amenaza para los intereses estadounidenses.

El Pentágono de Estados Unidos está considerando pedir autorización para ataques aéreos para apoyar a las fuerzas de seguridad afganas si los militantes talibanes amenazan con apoderarse de Kabul, la capital de Afganistán, u otra ciudad importante del país, informó el miércoles el New York Times, citando a altos funcionarios.

Según el informe, las autoridades militares están hablando activamente sobre cómo responderán si la retirada apresurada tiene ramificaciones importantes para la seguridad nacional. Según los informes, los funcionarios dijeron que aún no se habían tomado decisiones.

Sin embargo, una de las opciones que se están considerando es recomendar que los bombarderos o drones armados estadounidenses se involucren en el caso de una crisis extrema, como la posibilidad de que los talibanes tomen Kabul, o un asedio que ponga en peligro las embajadas y ciudadanos estadounidenses y sus aliados.

Según los informes, cualquier ataque aéreo adicional debería ser aprobado por el presidente en persona. Aunque las fuentes dijeron que dicha asistencia aérea sería difícil de mantener en el tiempo debido al enorme esfuerzo logístico que se requeriría a la luz de la retirada militar estadounidense.

Por lo tanto, para el próximo mes, Estados Unidos habrá desmantelado todas sus bases aéreas en Afganistán, y cualquier ataque aéreo tendrá que lanzarse desde ubicaciones en el Golfo Pérsico.

Según el periódico, el colapso de Kabul es, de hecho, la situación más probable que provoque una acción militar después de que los soldados estadounidenses se vayan. Pero intervenir en el conflicto para proteger Kandahar, la segunda ciudad más grande de Afganistán, sería significativamente menos seguro.

En los últimos meses, las fuerzas talibanes han aumentado su presencia y actividades militares cerca de varios otros centros metropolitanos del país.

El New York Times declaró que tales discusiones dentro de los círculos superiores de las fuerzas armadas podrían ser un indicador de las preocupaciones en los EE. UU. Sobre la supervivencia militar y política del gobierno afgano, que supuestamente atenuó los intentos de los predecesores de Biden de retirar todas las tropas del país.

Entre otros temas de gran preocupación está cómo los soldados estadounidenses llevarán a cabo misiones antiterroristas para evitar que los grupos terroristas restablezcan su presencia en Afganistán, así como cómo los contratistas occidentales continuarán apoyando al ejército afgano.

Según se informa, el comando militar estadounidense no excluye en absoluto que la resistencia del ejército afgano se rompa si sus comandantes y fuerzas aéreas flaquean. Pero Estados Unidos no ofrecerá más apoyo aéreo a las fuerzas afganas en las zonas rurales, muchas de las cuales ya están bajo el control de los talibanes, ni apoyará los puestos de avanzada del gobierno que ya están sitiados en todo el país.

Se espera que el ejército afgano, que fue construido, entrenado y provisto a la imagen del ejército estadounidense, comience a defender el país por su cuenta a principios de julio, y el Pentágono supuestamente apunta a completar la retirada de las fuerzas estadounidenses para esa fecha.

Tropas estadounidenses que abandonan Afganistán

En abril, el presidente Biden anunció que para el 11 de septiembre, el vigésimo aniversario de los mortíferos ataques del 11 de septiembre de 2011, Estados Unidos retirará todas las tropas de Afganistán en total coordinación con sus aliados. Esta noticia llegó después de que Estados Unidos y representantes del movimiento radical talibán firmaran el primer acuerdo de paz en más de 18 años de guerra en la capital de Qatar.

Prevé la retirada de las tropas extranjeras del estado de Oriente Medio en 14 meses y el inicio de un diálogo entre afganos tras el intercambio de prisioneros.

La guerra de Estados Unidos en Afganistán comenzó en octubre de 2001 con la Operación Libertad Duradera durante el mandato de la administración Bush, y actualmente es la guerra más larga del siglo XXI en el país, abarcando cuatro administraciones presidenciales.

Con el número de soldados estadounidenses en el país devastado por la guerra aumentando a 100.000 en 2010, la administración demócrata Obama continuó el enfoque general de su predecesor.

La administración del ex presidente Donald Trump había intentado poner fin a «guerras interminables», particularmente en Afganistán, ya que el conflicto ha provocado la muerte de casi 2.300 miembros del personal estadounidense, la muerte y heridas de cientos de miles de afganos y gasto militar por un total de más de 2 billones de dólares.

La fecha de finalización de la retirada inicial especificada en el acuerdo de paz entre Estados Unidos y los talibanes se fijó el 1 de mayo, pero la actual administración Biden trasladó la fecha a septiembre debido a que estaba revisando la política y las medidas necesarias para una retirada completa, evaluando que no se pudo haber cumplido el plazo.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...