Rusia ofrece a la comunidad internacional un nuevo camino para combatir los delitos cibernéticos

Rusia ha presentado a las Naciones Unidas un proyecto de convención sobre la lucha contra los delitos cibernéticos. El documento de 55 páginas, que cubre 23 tipos de delitos cibernéticos, describe el procedimiento de cooperación entre naciones para extraditar a piratas informáticos y brindar asistencia legal en casos penales, incluida la detección de delitos, arresto, confiscación y recuperación de activos. Para monitorear la implementación de la convención, Rusia sugiere la creación de un nuevo mecanismo bajo los auspicios de la ONU, denominándolo Comisión Técnica Internacional. Los expertos dicen que las herramientas legales actuales para combatir los delitos cibernéticos no son suficientes y que realmente se necesita una convención universal. Sin embargo, a Moscú le resultará difícil lograr la adopción de este documento, dijeron los expertos a Kommersant.

Rusia ofrece a la comunidad internacional un nuevo camino para combatir los delitos cibernéticos

El nombre completo del documento ruso es Convención de las Naciones Unidas sobre la lucha contra el uso de tecnologías de la información y las comunicaciones con fines delictivos. Es de destacar que la Convención prohíbe las operaciones transfronterizas realizadas por las redes informáticas de los estados sin la aprobación de sus autoridades. Rusia no se adhirió al tratado internacional clave sobre la lucha contra los delitos cibernéticos, el Convenio de Budapest del Consejo de Europa del 2001, principalmente debido a esta disposición, que autoriza tales operaciones transfronterizas. Rusia es el único estado miembro del Consejo de Europa que no ha firmado este documento. Moscú cree que permitir que los extranjeros realicen operaciones cibernéticas transfronterizas podría amenazar la seguridad y la soberanía del país.

Otro defecto importante de la Convención de Budapest es que penaliza solo nueve tipos de delitos cibernéticos, pero en los últimos 20 años ese número ha aumentado. La nueva Convención de Rusia identifica 23 categorías de este tipo. El documento también se centra en la cuestión clave de la cooperación internacional y prevé la creación de una serie de nuevos órganos y mecanismos. A nivel nacional, estos son centros de contacto que operan a tiempo completo 24 horas al día, 7 días a la semana. Dmitry Volkov, director técnico y copropietario de la empresa Group-IB especializada en combatir los delitos cibernéticos, calificó la nueva iniciativa rusa como «un paso bastante lógico y agudo». Según él, la Convención de Budapest «está desactualizada y ya no es eficiente», ya que en los últimos años han surgido nuevos tipos de delitos cibernéticos y amenazas cibernéticas, con piratas informáticos que utilizan criptomonedas para blanquear dinero.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...