Camboya lanzará un programa de refuerzo del Covid que mezcla la AstraZeneca con las vacunas chinas

Camboya lanzará un programa de refuerzo del Covid que mezcla la AstraZeneca con las vacunas chinas
El primer ministro de Camboya ha anunciado que su país está implementando un esquema de refuerzo de tercera dosis, usando un tiro chino o un jab británico. Los trabajadores de primera línea serán los primeros en recibir la inyección de seguimiento.

Los camboyanos que hayan sido previamente inyectados con la vacuna Sinopharm o Sinovac recibirán una dosis de la producida por Oxford-AstraZeneca, mientras que los inoculados con AstraZeneca se les administrará Sinovac, anunció el primer ministro Hun Sen el domingo. Los preparativos están en marcha para el esquema de la tercera dosis, y el gobierno ha ordenado al Ministerio de Salud que compre más de las inyecciones desarrolladas por Oxford, informó el Khmer Times. Se dará prioridad a hasta un millón de trabajadores de primera línea para las inyecciones de refuerzo.

Defendiendo la iniciativa de las críticas a las vacunas chinas provenientes de algunos sectores, el primer ministro dijo que, «no importa lo que digan», se han administrado más de 1.500 millones de dosis al pueblo chino y muchos más millones distribuidos como ayuda exterior sin asunto. No hay personas en Camboya «yaciendo muertas en las calles como en otros países», informaron los medios locales que afirmaron Hun Sen, y agregó que había declarado que la campaña de vacunación se completaría este año, antes de lo previsto. Hasta ahora, se han administrado unos 11,8 millones de dosis a los camboyanos, y poco más del 28% de su población ha sido completamente vacunada.

La vacunación para adolescentes de entre 12 y 17 años también se lanzó en el país del sudeste asiático, y las autoridades describieron la medida como un paso importante en la construcción de inmunidad contra el virus mortal. El primer ministro dijo que su nación necesitaba aprender a vivir con Covid-19.

Esta semana, Camboya impuso un bloqueo en sus ocho provincias fronterizas con Tailandia, en un esfuerzo por evitar que se propague una oleada de la variante Delta. Tailandia ahora está lidiando con un aumento en los casos de coronavirus, registrando algunos de sus números más altos de nuevas infecciones diarias desde el brote de la pandemia. Además de las estrictas medidas de bloqueo adicionales, Tailandia ha anunciado que, para reforzar la protección de la vacuna, mezclaría las dosis de AstraZeneca y Sinovac de ahora en adelante.

Rusia también ha revelado planes para probar la eficacia del enfoque de «cóctel de vacunas». Está previsto que comiencen pronto los ensayos clínicos para combinar las inyecciones Sputnik V y AstraZeneca de producción nacional, ambas vacunas de dos componentes con adenovirus y vector. Sin embargo, el plan está lejos de la aprobación a nivel nacional, con solo 150 voluntarios que hasta ahora se han presentado para participar en las pruebas, que se prevé que duren hasta marzo del próximo año.

Si bien hay estudios que sugieren que mezclar vacunas podría resultar eficaz para combatir las mutaciones, la Organización Mundial de la Salud ha advertido contra la práctica. “Es una tendencia un poco peligrosa aquí. Estamos en una zona sin datos ni pruebas. Hay datos limitados sobre mezclar y combinar ”, dijo su científico jefe Soumya Swaminathan en julio, y agregó que las inyecciones de refuerzo tampoco se requieren actualmente.

No obstante, varios países ya han introducido campañas de vacunación de refuerzo. Tras las preocupaciones sobre la disminución de la eficacia de la vacuna con el tiempo, Israel lanzó esta semana un programa de vacunación de refuerzo para personas mayores de 60 años, con su presidente, Isaac Herzog, entre los primeros en recibir la tercera dosis de una inyección de Pfizer. En Rusia, varias regiones han comenzado a volver a vacunar a los ciudadanos que recibieron su segundo pinchazo hace más de seis meses y quieren aumentar su nivel de anticuerpos. Según los informes, también se están preparando dosis de refuerzo en el Reino Unido y los Estados Unidos, y este último ha comprado recientemente 200 millones de dosis de la vacuna de Pfizer.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...