China acusa al jefe del MI6 del Reino Unido de presionar con «noticias falsas»

China acusa al jefe del MI6 del Reino Unido de presionar con "noticias falsas"
La embajada china en Londres respondió al jefe del servicio secreto de inteligencia de Gran Bretaña, acusando a Richard Moore de «vender noticias falsas» después de que el jefe del MI6 afirmó que China apunta a los países pobres con trampas de «deuda» y «datos».

En un comunicado el martes, la Embajada de China en el Reino Unido desestimó las acusaciones impuestas contra Beijing de que China busca activamente atrapar a las naciones más pobres en «trampas de deuda» y roba valiosos datos estratégicos de estos países.

La embajada afirmó que el jefe del Servicio Secreto de Inteligencia (SIS), Richard Moore, quien hizo los comentarios, era culpable de “vender noticias falsas e inteligencia falsa” sobre China.

En un comunicado atribuido a un portavoz, la embajada escribió: «La verdad es que no hay un solo país que haya caído en la llamada ‘trampa de la deuda’ como resultado de pedir prestado a China».

Agregaron que China no busca interferir en los asuntos internos de otros países, «ni impone su propia voluntad a otros ni busca ningún beneficio político».

La embajada instó a Gran Bretaña a corregir sus errores y «cesar sus ataques infundados contra China».

En su primer discurso público el martes, el jefe de inteligencia británico acusó a los servicios de inteligencia de China de «operaciones de espionaje a gran escala» contra el Reino Unido e instó a otras naciones a desconfiar de la amenaza china percibida.

Moore advirtió que al aceptar las soluciones tecnológicas chinas, las naciones pueden proporcionar a Beijing una puerta trasera a través de la cual robar datos. Afirmó que Beijing «recopila datos de todo el mundo» y, con el tiempo, el acceso de China a la información de otros países erosionará su soberanía.

Moore, conocido como «C», dijo al programa «Today» de BBC Radio 4 que China también está utilizando la política económica para mejorar su propia influencia. Afirmó que Beijing está utilizando préstamos y deudas para «adquirir puertos importantes que tienen el potencial de convertirse en instalaciones navales». Un ejemplo es el puerto de Hambantota en Sri Lanka, que lo entregó a China después de decir que no podía pagar la deuda de los préstamos contraídos con Beijing para construirlo.

Moore hacía referencia a que muchas naciones más pobres se han endeudado considerablemente con China. Los medios de comunicación ugandeses afirman que China ha construido la carretera más cara del mundo en su país, que une las ciudades de Entebbe con Kampala. La carretera, financiada con préstamos chinos, supuestamente costó 9,2 millones de dólares por kilómetro. Gran parte del trabajo lo realizan empresas y trabajadores chinos, lo que refleja la política «Salir» de Pekín desde hace dos décadas.

Fuente