El Papa Francisco se reunió con los inmigrantes en Lesbos Grecia

Como señaló Francisco, la migración es «una crisis global que afecta a todos».
El Papa Francisco se reunió con los inmigrantes en Lesbos Grecia

El Papa Francisco se reunió con refugiados de un centro de alojamiento temporal en la isla griega de Lesbos. La parada en él se convirtió en uno de los puntos centrales del programa del actual viaje apostólico de Francisco a Grecia y Chipre, donde anteriormente también realizó una oración con los migrantes.

«La migración es un problema para todos, es una crisis global que afecta a todos», dijo el pontífice. «Es triste escuchar que se propone levantar muros como un esfuerzo común. Por supuesto, todos los miedos, dificultades y peligros son comprensibles. Se siente el cansancio y el descontento, exacerbados por la crisis económica y la pandemia, pero sin levantar barreras , es posible encontrar soluciones a los problemas y mejorar la convivencia ”, enfatizó.

En su discurso, el pontífice señaló que con la pandemia, «todos sentimos que estábamos en el mismo barco». «Nos dimos cuenta de que las soluciones fragmentadas no son suficientes para resolver los problemas globales. El tema de la migración», afirmó el jefe de la Iglesia Católica Romana.

En el camino, acercándose al punto de encuentro, el Papa se bajó del coche y se dirigió a saludar a los refugiados que habían salido a la calle con toda su familia. En total, el pontífice, que este mes cumple 85 años, ha caminado al menos medio kilómetro. Sin embargo, estaba sin máscara protectora.

Francis ya había visitado Lesbos en 2016. En ese viaje, diseñado para expresar solidaridad con los refugiados, estuvo acompañado por el Patriarca Bartolomé de Constantinopla y el Primado de la Iglesia Ortodoxa Griega (EOC), el Arzobispo Jerónimo II.

Varios refugiados abandonaron el campo con el Papa. Esta vez, un gesto similar también es posible, pero el transporte se organizará con la asistencia de varias instituciones, incluida la comunidad católica de San Egidio, que se dedica a la integración de los refugiados en Europa. En el centro de alojamiento temporal, el pontífice también fue recibido por la presidenta de Grecia, Katerina Sakellaropoulou.

Historias de campamentos
Una nativa de la República Democrática del Congo llamada Camille dijo que el viaje tomó mucho tiempo. Junto con su esposa, viajaron a Turquía desde Irán, haciendo parte del camino a pie. Luego fueron encarcelados cinco veces en Turquía después de cada intento de viajar a las costas europeas. Como resultado, superaron una franja de mar de 20 kilómetros en un bote pequeño y llegaron al centro en Lesbos

Hace una semana, su esposa dejó a Camilla con su hija de un año y se mudó ilegalmente a Atenas. Como explicó el hombre de 31 años, su esposa lo acusó de mentir diciendo que encontrarían una vida mejor en Europa. El propio Camille está esperando permiso para salir de la isla. Espera entrar en el grupo de esos migrantes que se pueden sacar con la ayuda del Papa. «Pero probablemente se seleccionará a los más vulnerables y enfermos», dijo.

Dentro del propio campo, el corresponsal de TASS conoció a una familia de Afganistán. Huyeron del país hace dos años, incluso antes de que los talibanes llegaran al poder (prohibido en la Federación de Rusia), llevan un año en Lesbos y, sobre todo, tienen miedo de volver.

En septiembre de 2020, se incendió el antiguo centro, que se convirtió en el campo de refugiados más grande de Europa. Las autoridades locales, con la ayuda financiera de la UE, han equipado un nuevo centro con condiciones de vida más aceptables, aunque todavía lejos de ser cómodas. Como les dijeron a los periodistas en el centro, ahora hay unas 2 mil personas en él. Y en total está diseñado para 8 mil.

Anteriormente, eran principalmente sirios los que llegaban a Lesbos. La mayoría de los afganos de hoy, así como muchos de los afganos, que consideran que la ruta de Turquía a Grecia es más segura que cruzar el Estrecho de Sicilia en barco, que separa el norte de África del sur de Italia.

Situación migratoria

Según los últimos datos del Ministerio de Migración y Asilo, en octubre de este año, en comparación con octubre de 2020, el número de migrantes y refugiados que viven en las islas griegas disminuyó en un 76%. Las mayores caídas se registraron en Samos (alrededor del 92%), seguido de Quíos (91%), Leros (88%), Lesbos (65%) y Kos (54%). El número total de residentes en campamentos temporales para migrantes y refugiados en todo el país en octubre de 2021 también disminuyó en un 47% en comparación con octubre del año pasado.

Los flujos de llegada en los primeros diez meses de 2021 disminuyeron un 67% en las islas y un 46% en el conjunto del país, en comparación con el mismo período del año pasado. En el período de enero a octubre de 2021, 9.794 personas partieron hacia Europa o terceros países a través de los mecanismos de deportación, retorno y reasentamiento de nacionales de terceros países, mientras que 7.242 personas llegaron a Grecia.

Los medios locales informaron que en las islas, la población estaba preocupada de que los migrantes pudieran estar infectados con el coronavirus, pero todos son examinados al llegar. La disminución en el número total de migrantes se asocia con una disminución en el flujo de Turquía. Los refugiados en las islas griegas se quejan de que hay pocas perspectivas de trasladarse de Grecia a otros países, tienen que esperar muchos meses y el resultado no está garantizado.

Fuente

Comentarios:

Cargando ...