ONU reitera su preocupación por la persistente violencia en Colombia

ONU reitera su preocupación por la persistente violencia en Colombia
La persistente violencia en zonas priorizadas para la implementación del Acuerdo de Paz en Colombia resulta de gran preocupación en ONU, destacó hoy el representante especial del secretario general para ese país, Carlos Ruiz Massieu

En su intervención ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el alto representante también señaló que urge concentrarse en las amenazas que siguen enfrentando los excombatientes.

Aunque reconozco que disminuyó el número de asesinatos en comparación con el año anterior, cada muerte es un golpe a la paz y hay que hacer todo lo posible para protegerlos, recalcó.

«El espíritu del Acuerdo Final de Paz es precisamente que no puede haber en la Colombia de hoy ninguna justificación para la violencia, como tampoco alternativa alguna al diálogo para resolver los conflictos», afirmó.

Como destacó el secretario general de la ONU, António Guterres, el pacto de hace cinco años ha sentado raíces cada vez más profundas y este período será crucial para que las partes y la sociedad colombiana redoblen esfuerzos y continúen con esa hoja de ruta de cara a sanar heridas del conflicto y superar sus causas, consideró.

Hechos como el reciente asesinato de Breiner Cucuñame, un menor indígena ambientalista miembro de la guardia indígena del Cauca, deben llamar a actuar colectivamente para detener esta violencia sin sentido, denunció el representante especial de Naciones Unidas.

Además, informó que entre ayer y hoy se registraron nuevos hechos violentos en Arauca y Antioquia.

En ese sentido, Massieu condenó las acciones de actores armados ilegales en contra de las comunidades, instituciones civiles y la fuerza pública, y renovó el llamado a que se respeten los principios humanitarios.

También, recordó que en marzo próximo, los colombianos votarán por un Congreso que incluirá por primera vez a representantes de las 16 circunscripciones transitorias especiales de paz.

A su juicio, esta es una oportunidad histórica, prevista en el Acuerdo de Paz, que debe ser protegida si se quiere ampliar la democracia.

Colombia está demostrando el valor de invertir en la paz, resaltó Massieu e insistió en la necesidad de abordar los múltiples desafíos que persisten en materia de seguridad y protección de los excombatientes, al cumplirse el quinto aniversario de la firma del Acuerdo.

En reiteradas ocasiones, Naciones Unidas ha llamado a fortalecer la presencia del Estado para frenar la violencia en zonas priorizadas para la implementación del Acuerdo y velar por la estabilidad del país.

Por su parte, el Gobierno de Bogotá intenta promover un panorama de éxitos en sus programas de implementación del pacto, pese a las numerosas denuncias y reclamos ciudadanos y de organizaciones políticas y sociales.

Fuente