China critica a Estados Unidos por el «saqueo flagrante» de los recursos de Siria «a plena luz del día»

China critica a Estados Unidos por el "saqueo flagrante" de los recursos de Siria "a plena luz del día"
Las fuerzas estadounidenses han ocupado el este de Siria durante más de cinco años, participando en la extracción de petróleo, gas y alimentos y su exportación ilegal al extranjero. El presidente Donald Trump se jactó abiertamente de que la “única” razón por la que tenía tropas en el país era para “quedarse con el petróleo”.

La Casa Blanca de Biden se ha mostrado más reacia a comentar sobre sus actividades.

Estados Unidos se está comportando como un “pirata” en Siria y saqueando abiertamente los recursos de la nación del Medio Oriente, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian.

“Desafortunadamente, el gobierno de EE. UU., en lugar de reflexionar sobre sus crímenes y responsabilidades relacionados con la guerra, ha saqueado flagrantemente los recursos nacionales de Siria, sumiendo al país en un desastre humanitario sin precedentes”, dijo Zhao en una conferencia de prensa el viernes.

El portavoz citó cifras del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas que indican que nueve de cada diez sirios viven por debajo del umbral de la pobreza, dos tercios necesitan asistencia humanitaria y el 55 por ciento sufre inseguridad alimentaria.

“La riqueza del pueblo sirio está siendo saqueada por Estados Unidos a plena luz del día. Al mismo tiempo, las sanciones estadounidenses privan al país de las oportunidades de desarrollo. El pueblo sirio ha denunciado el sofocante comportamiento pirata y el bloqueo económico de Estados Unidos”, dijo Zhao.

El año pasado, el ministro sirio de Petróleo y Recursos Minerales, Bassam Tomeh, estimó que EE. UU. y sus aliados controlan el 90 por ciento de la capacidad de producción de petróleo del país, y calculó que sus actividades han provocado daños por unos 92.000 millones de dólares en el sector petrolero de Siria. Tomeh caracterizó de manera similar a los EE. UU. como «piratas».

Se informa que el ejército de EE. UU. tiene un contingente permanente de alrededor de 900 soldados en Siria en cualquier momento, y se cree que estas fuerzas están desplegadas cerca de campos de petróleo y gas y arterias de transporte estratégicas. Washington ha sido asistido en su saqueo de la energía y los alimentos sirios por la milicia de las Fuerzas Democráticas Sirias, de mayoría kurda, que tiene un autogobierno de facto sobre las áreas que controla.

El mes pasado, el ministro de Relaciones Exteriores de Siria, Faisal al-Mekdad, prometió que las áreas de Siria ocupadas por las fuerzas estadounidenses pronto volverían al control del gobierno y pidió a las SDF que reconocieran que Washington eventualmente las retiraría y las abandonaría.

Hasta el momento, la administración Biden no ha expresado ninguna intención de retirarse de Siria, y la presencia de las fuerzas estadounidenses rara vez se menciona en los informes de los medios. La política contrasta marcadamente con la de Donald Trump, quien se jactó abierta y repetidamente de que la “única” razón por la que Estados Unidos tenía tropas en Siria era por el petróleo.

El “decir la parte tranquila en voz alta” de Trump envió escalofríos a otros funcionarios y medios estadounidenses, quienes expresaron su preocupación de que sus comentarios constituían una admisión de que Estados Unidos estaba violando las leyes internacionales contra el saqueo.

Privada de la mayor parte de su petróleo y gran parte de sus recursos alimentarios y enfrentando las aplastantes sanciones de EE. UU. y la Unión Europea, Siria ha dependido de Irán y Rusia para obtener combustible y ayuda alimentaria mientras se reconstruye del conflicto respaldado por extranjeros que azotó al país en 2011.

Fuente