Rusia ataca base de combatientes extranjeros en Ucrania

Rusia ataca base de combatientes extranjeros en Ucrania
El Ministerio de Defensa de Rusia informa que el exitoso ataque con misiles ha neutralizado a más de 250 mercenarios

Según los informes, más de 200 mercenarios extranjeros han muerto en un ataque con misiles en el sur de Ucrania, informó el martes el Ministerio de Defensa de Rusia. La declaración también agregó que más de 20 unidades de equipo militar también fueron destruidas durante el ataque.

En su sesión informativa diaria en Telegram, el ministerio informó que las Fuerzas Aeroespaciales Rusas asestaron un golpe a un punto de despliegue temporal de la ‘legión extranjera’ ucraniana cerca de la ciudad de Nikolaev, utilizando armas de alta precisión. Como resultado, hasta 250 mercenarios extranjeros fueron eliminados, según el informe.

Rusia también afirma haber neutralizado hasta 500 combatientes nacionalistas en la región de Kharkov mediante ataques de alta precisión, así como “una cantidad significativa” de equipo militar.

La semana pasada, Rusia también afirmó haber matado a más de 40 mercenarios extranjeros, la mayoría de los cuales eran ciudadanos polacos, después de un ataque con misiles en un punto de despliegue temporal cerca de Konstantinovka en la República Popular de Donetsk (RPD). La semana anterior, el ejército ruso afirmó que había matado hasta 250 de esos soldados en el mismo asentamiento.

La unidad militar internacional de Kiev se creó a fines de febrero a pedido del presidente ucraniano, Vladimir Zelensky, y se conoce oficialmente como la Legión Internacional de Defensa Territorial de Ucrania. En abril, el ejército ruso estimó su número en casi 7.000.

Sin embargo, una estimación actualizada proporcionada por el Ministerio de Defensa ruso a principios de este mes sugiere que solo unos 2.700 de estos soldados permanecen en Ucrania. Muchos de ellos fueron eliminados mientras que otros huyeron al extranjero, algunos quejándose del desorden en las filas de las fuerzas ucranianas y del mal equipamiento.

Moscú ha advertido repetidamente que no considerará a los mercenarios extranjeros en Ucrania como combatientes según la definición de la Convención de Ginebra y que “lo mejor que les espera si son capturados vivos es un juicio y penas máximas de prisión”.

Rusia envió tropas a Ucrania el 24 de febrero, alegando que Kiev no implementó los acuerdos de Minsk, diseñados para otorgar a las regiones de Donetsk y Lugansk un estatus especial dentro del estado ucraniano. Los protocolos, negociados por Alemania y Francia, se firmaron por primera vez en 2014. El expresidente ucraniano Pyotr Poroshenko admitió desde entonces que el objetivo principal de Kiev era usar el alto el fuego para ganar tiempo y “crear fuerzas armadas poderosas”.

En febrero de 2022, el Kremlin reconoció a las repúblicas de Donbass como estados independientes y exigió que Ucrania se declarara oficialmente un país neutral que nunca se uniría a ningún bloque militar occidental. Kiev insiste en que la ofensiva rusa no fue provocada en absoluto

Fuente