China, dispuesta a profundizar la cooperación estratégica con Rusia

China, dispuesta a profundizar la cooperación estratégica con Rusia
FOTO DE ARCHIVO: El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, se reúnen en Sochi, Rusia, el 13 de mayo de 2019. Pavel Golovkin/Pool vía REUTERS

NOM PEN — China está lista para profundizar la cooperación estratégica con Rusia en el contexto de las crecientes tensiones en el estrecho de Taiwán, declaró el ministro de Exteriores chino, Wang Yi.

«Pekín está dispuesto a reforzar la cooperación estratégica con Rusia para que juntos podamos defender de manera más eficaz el sistema internacional, en el que la ONU juega el papel clave, así como el orden basado en las normas del derecho internacional generalmente aceptado», dijo Wang, al reunirse con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en la capital camboyana, Nom Pen.

Rusia, agregó, sigue comprometida con el principio de «una sola China» y se opone a cualquier intento de violar la soberanía del país.
Según el canciller chino, la postura de Moscú hacia Taiwán muestra «el alto nivel de la asociación estratégica integral chino-rusa», así como el apoyo mutuo en la escena mundial.
China y Rusia, subrayó, «defienden conjuntamente la igualdad y la justicia en el mundo».
Las tensiones entre China y Taiwán se agravaron a causa de la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a la isla, que tuvo lugar los días 2 y 3 de agosto.
China condenó la visita y respondió a esta con maniobras militares en el estrecho de Taiwán y sanciones económicas.


Los vínculos entre China y la isla de Taiwán se rompieron en 1949 después de que las fuerzas del partido nacionalista Kuomintang, encabezado por Chiang Kai-shek, sufrieran una derrota en la guerra civil contra el Partido Comunista y se trasladaran a ese archipiélago.
Las relaciones entre Taiwán y la China continental se restablecieron solo a nivel empresarial e informal a finales de la década de 1980.
La política fundamental del Gobierno chino respecto a Taiwán es la reunificación pacífica bajo el principio «un país dos sistemas».