Cuáles son los retos que tendrá Gustavo Petro como presidente de Colombia?

Cuáles son los retos que tendrá Gustavo Petro como presidente de Colombia?
Gustavo Petro asumirá la Presidencia en medio de la agudización del conflicto social y armado.

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, asumirá formalmente el próximo 7 de agosto las riendas de la nación, donde tendrá como retos cruciales la implementación del Acuerdo de Paz firmado por el Estado con las antiguas Farc-ep, la lucha contra la desigualdad social, recesión económica y políticas contra el cambio climático.

Durante su campaña electoral, Gustavo Petro alzó las banderas por la reivindicación de los derechos de las comunidades originarias y campesinas, así como el combate contra la corrupción y garantías a derechos como salud y educación, motivos por los cuales el ahora presidente logró más de 11 millones de votos, récord en la historia de los comicios en Colombia.

Acuerdo de Paz

Tanto el partido Comunes como organizaciones sociales han denunciado que durante el Gobierno de Iván Duque la implementación del Acuerdo de Paz ha sido lento, al mismo tiempo, la falta de garantías a los excombatientes es otro factor luctuoso.

Tras la firma del Acuerdo en 2016 hasta la fecha, ni siquiera se ha avanzado en la implementación total del punto uno, el cual refiere a la reforma rural integral, por el momento, se mantiene la desigualdad en la tenencia de la tierra y falta de políticas de inversión para sector agroindustrial colombiana.

Al mismo tiempo, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) señala que en lo corrido del presente año se han asesinado 30 excombatientes y desde el 2018-2020 (período del Gobierno Duque) se registran 261 excombatientes ultimados.

Pese a que Iván Duque pidió a las Naciones Unidas y la Unión Europea (UE) recursos para el Acuerdo de Paz, medios colombianos revelaron una red de corrupción donde presuntamente participaron funcionarios de la Contraloría, Departamento de Planeación y algunos congresistas conservadores, al parecer, se robaron 500.000 millones de pesos que eran para la implementación del Acuerdo.

Gustavo Petro aseveró que este y otros escándalos de corrupción serán investigados a través de autoridades gubernamentales, así como con el apoyo de las Naciones Unidas en pro de garantizar transparencia en los procesos jurídicos.

Desigualdad social

Otros de los dolores de cabeza que tendrá Petro es el combate a la desigualdad social, la mercantilización de derechos como la salud y educación ha generado que las oportunidades laborales y el desarrollo pasen por un momento complejo y más ahora en un contexto donde se registran aumentos de casos de la Covid-19.

Asimismo, esta coyuntura se suma a la falta de garantías a los líderes sociales, quienes son las principales víctimas del conflicto social y armado; Indepaz alerta que en este 2022 se reportan 110 líderes y bajo la administración de Duque, el país contabiliza 957 líderes sociales asesinados.

Además de la persecución de grupos armados irregulares a líderes sociales, el país también afronta el sombrío fenómeno de las masacres, especialmente perpetradas en territorios rurales, en lo corrido del presente año se han suscitado 59 masacres y desde el 2018 a la fecha, Indepaz reporta 313, que han dejado 1.192 víctimas mortales.

El ministro de Educación designado por Petro, Alejandro Gaviria, enfatizó que en el nuevo Gobierno se garantizará el acceso a la ciencia, especialmente en zona rural, al mismo tiempo, anunció que el informe de la Comisión de la Verdad, el cual reseña los vejámenes suscitados en el conflicto, se dará a conocer en escuelas y colegios en pro de la verdad de la historia colombiana.

Crisis económica

Gustavo Petro enfatizó durante su campaña que trabajará por la potencialización de los motores productivos del país, entre sus medidas está la protección del agro y aumento de las tasas de importación. El presidente electo asevera que el diálogo por la reconciliación tendrá como eje a empresarios y terratenientes en pro de enfilar políticas hacia la producción que aumente el acceso a consumo y empleo.

La crisis económica desencadenada por políticas de Iván Duque y complementadas por la pandemia de la Covid-19, conduce a que la tasa de desempleo llegue al  15,2 por ciento en 2021, siendo las zonas rurales con mayor desocupación.

Otro de los factores es la devaluación del peso colombiano, la revista The Economist señala que éste sufrió una caída del 43,5 por ciento respecto al dólar estadounidense (divisa más utilizada por los Estados en el comercio internacional).

Además, el financiamiento de los programas propuestos pr Petro tendrán que basarse en una reforma tributaria que logre recaudar fondos sin afectar a la clase popular y clase media, pues Duque deja un déficit fiscal que se ubica en el 5,6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB); Aunque el ministro de Hacienda designado por Petro, Alejandro Ocampo, no ha dado detalles sobre el proyecto de reforma que se presentará al Congreso, se conoce que se aplicará impuesto a las bedidas azucaracas, asi como al patrimonio y ciudadanos que devengan una cifra mensual igual o superior a los 10 millones de pesos (2.600 dólares, aproximadamente).

Lucha contra el cambio climático

El tema del cambio climático no solo se aludió durante la reciente campaña por parte de Petro, cuando fue alcalde de Bogotá emprendió políticas para preservar el medio ambiente. Tras la designación de Susana Muhamad como ministra de Ambiente, el primer anuncio es la suspensión del fracking, así como de futuros contratos para la exploración y explotación de pozos petroleros.

Petro explicó que el propósito de la medida es encauzar a Ecopetrol para que produzca energías limpias para que vaya en concordancia con los tratados internacionales, especialmente el Acuerdo de París. Sin embargo, ante el contexto aún dependiente del petróleo para generar divisas al país, Petro explicó que los acuerdos vigentes de extracción petrolera, se mantendrán, pero el viraje de producción se efectuará gradualmente.

Aunque no ha asumido formalmente la Presidencia, Gustavo Petro y su bancada parlamentaria ya dieron un primer paso para cumplir aspectos relacionados a la lucha del cambio climático, pues el pasado 27 de julio el Senado ratificó por unanimidad el Acuerdo de Escazú, ahora el proyecto pasará a la Cámara de Representantes donde se estima que se apruebe.

La bancada del Pacto Histórico (coalición de Gobierno) y partidos aliados coinciden que el Acuerdo de Escazú impulsado desde la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) constituye una profundización de la democracia ambiental.

Fuente