La retirada de Biden en Afganistán fue un desastre: todo esto fue lo que perdió EEUU

La retirada de Biden en Afganistán fue un desastre: todo esto fue lo que perdió EEUU
Un año ha pasado desde que el Gobierno de Joe Biden ordenó el retiro de las tropas de Estados Unidos, que intervinieron en tierras afganas bajo la justificación de erradicar el terrorismo. Su misión, sin embargo, fue fallida: hoy los talibanes controlan nuevamente el país asiático.
En agosto de 2021, Biden dio uno de los anuncios más polémicos de su mandato: Estados Unidos se retiraría de Afganistán tras 20 años seguidos de acciones militares. El compromiso ya había sido firmado por Donald Trump años atrás. Pero el problema, como tal, no fue la retirada, sino la forma en cómo se hizo: precipitada, visceral y poco estratégica.
«Fue uno de los errores de mayor calado de Joe Biden», observa en entrevista con Sputnik Fausto Pretelin, internacionalista y exinvestigador en el departamento de Estudios Internacionales del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).
La retirada estadounidense, que se concretó en sólo 15 días, dio pie a que los talibanes tomaran el poder de Afganistán nuevamente e incluso provocaran la huida del expresidente Ashraf Ghani, dejando a la sociedad afgana en manos de un grupo que es considerado terrorista por varios países y organismos internacionales. Y es que, a un año de aquella decisión, la nación de mayoría islámica se encuentra sumida en una profunda crisis económica, política y social que parece ser un callejón sin salida.

«Es increíble que un presidente de Estados Unidos no pueda medir las consecuencias de una retirada tan precipitada. Todo lo que invirtió Washington desde el ataque a las Torres Gemelas se fue por la borda. Se metieron a Afganistán para arreglar cuentas, pero en realidad fue un desastre, no sólo desde la perspectiva económica, sino geopolítica de su estadía. Creer que los talibanes iban a modificar su comportamiento resulta, hasta cierto punto de vista, muy absurdo», asegura Pretelin.