Joe Biden afirma que las fuerzas estadounidenses defenderán Taiwán

Joe Biden afirma que las fuerzas estadounidenses defenderán Taiwán
La Casa Blanca, sin embargo, aclaró de inmediato que la “política estadounidense no ha cambiado”

El presidente Joe Biden dijo una vez más que Washington está dispuesto a usar la fuerza militar para defender a Taiwán de Beijing, si es necesario, al tiempo que insistió en que Estados Unidos aún se adhiere a la política de “Una China” y “no alienta” la independencia de la isla.

Durante una entrevista de CBS News de ’60 minutos’ transmitida el domingo por la noche, se le preguntó a Biden si Estados Unidos se involucraría directamente para «defender la isla» en un posible conflicto entre Beijing y Taiwán, incluso mediante el uso de la fuerza militar.

“Sí, si de hecho hubo un ataque sin precedentes…”, respondió Biden, antes de que el locutor cortara para aclarar la controvertida declaración. Aparentemente, un funcionario de la Casa Blanca le explicó a CBS, antes de que se transmitiera la entrevista, que la política de EE. UU. “no ha cambiado” y que, oficialmente, EE. UU. aún no confirmaría ni negaría si las fuerzas estadounidenses defenderían Taiwán.

“Entonces, a diferencia de Ucrania, para ser claro, señor, ¿las fuerzas estadounidenses, los hombres y mujeres estadounidenses defenderían Taiwán en caso de una invasión china?” preguntó de nuevo el entrevistador Scott Pelley.

“Sí”, reiteró Biden.

Sin embargo, el líder estadounidense también dijo que Washington respeta la política de «Una China», por la cual reconoce que solo hay una China dirigida por Beijing. “Estamos de acuerdo con lo que firmamos hace mucho tiempo. Y que existe la política de Una China, y Taiwán hace sus propios juicios sobre su independencia. No nos movemos, no los alentamos a ser independientes. Esa es su decisión”.

Biden hizo previamente una declaración similar en mayo, calificándola de “compromiso” de Estados Unidos para proteger a Taiwán. En ese momento, en medio de las protestas de Beijing, la Casa Blanca también se vio obligada a “aclarar” las palabras del líder estadounidense, diciendo que no constituían ningún cambio en la política de Washington hacia Taiwán o China.

Fuente