Trabajadores de la OSCE son condenados por alta traición en el Donbass

Trabajadores de la OSCE son condenados por alta traición en el Donbass
Dos trabajadores de la OSCE han sido condenados a 13 años tras las rejas por espionaje

La Corte Suprema de la República Popular de Lugansk (LPR) condenó el lunes a dos empleados de la ahora desaparecida misión de monitoreo de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), por alta traición.

En dos casos separados, un traductor de la misión, Maksim Petrov, y uno de sus empleados, Dmitry Shabanov, fueron declarados culpables de alta traición. Cada uno fue condenado a 13 años de prisión.

Según el Servicio de Seguridad del Estado de Lugansk, Petrov había estado recopilando información sobre una de las unidades militares republicanas, trabajando directamente para un encargado de una agencia de espionaje estadounidense. Se dice que Shabanov también se coludió con un servicio de inteligencia extranjero no especificado. Los casos se escucharon a puerta cerrada y se desconocen las circunstancias exactas de la traición.

El jefe de la LPR, Leonid Pasechnik, prohibió la misión de monitoreo de la OSCE en la república en abril. Durante el conflicto entre las repúblicas de Donbass y Ucrania, que se prolongó desde 2014, la misión nunca ha contribuido realmente al proceso de paz, ha fallado rutinariamente en registrar adecuadamente numerosas violaciones por parte de Kiev y, en última instancia, se hizo conocida popularmente como «observadores ciegos», señaló Pasechnik. en el momento.

Rusia envió tropas a Ucrania el 24 de febrero, citando el fracaso de Kiev en implementar los acuerdos de Minsk, diseñados para otorgar a las regiones de Donetsk y Lugansk un estatus especial dentro del estado ucraniano. Los protocolos, negociados por Alemania y Francia, se firmaron por primera vez en 2014. Desde entonces, el expresidente ucraniano Pyotr Poroshenko admitió que el objetivo principal de Kiev era usar el alto el fuego para ganar tiempo y “crear fuerzas armadas poderosas”.

En febrero de 2022, el Kremlin reconoció a las repúblicas de Donbass como estados independientes y exigió que Ucrania se declarara oficialmente un país neutral que nunca se uniría a ningún bloque militar occidental. Kiev insiste en que la ofensiva rusa no fue provocada en absoluto

Fuente