Alza de las tasas de interés en Estados Unidos impactó en los mercados y finanzas

Alza de las tasas de interés en Estados Unidos impactó en los mercados y finanzas
El tercer incremento consecutivo de las tasas de interés de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos impactó hoy en los mercados internacionales e impulsó a varios bancos centrales a nuevos incrementos de los tipos.

Las acciones mundiales se acercaron a un mínimo de dos años y las principales bolsas europeas se contrajeron más de un 1,0 por ciento, mientras las bolsas asiáticas se desplomaron en la noche.

Ello ocurrió luego de la decisión Fed -en la jornada de ayer- de una nueva alza de los tasas de interés en 75 puntos porcentuales a un rango entre del 3,0-3,25 por ciento.

Entre las entidades financieras que reaccionó con igual medida a la FED fue el Banco Nacional de Suiza que elevó en 75 puntos básicos las tasas de interés, la segunda subida en 15 años y con ello finaliza un periodo de tasas de interés negativas.

A ese ente se sumaron el Banco Central de Noruega y el Banco de Inglaterra que elevaron los tipos en 50 puntos básicos.

En cuanto al Banco Central Europeo expertos alertan que existen mayores posibilidades de nuevas alzas en los tipos cuyos valores pudieran ubicarse en el entorno del tres por ciento en 2023 desde el 0,75 por ciento actual.

Pese a la tendencia alcista en las tasas de interés, el Banco de Japón mantuvo superbajo el indicador, mientras el Banco Central de Türkiye disminuyó los tipos de interés en 100 puntos hasta el 12 por ciento por segundo mes consecutivo cuando en agosto recortó las tasas desde 14 puntos porcentuales hasta 13.

De acuerdo con la Reserva Federal las tasas estadounidenses podrían llegar al 4,4 por ciento a finales de año -100 puntos básicos por encima de la proyección de junio- e incluso podría ser mayor en el 4,6 por ciento a finales de 2023.

El incremento de las tasas de interés de la FED tienen un severo impacto en los tenedores de deuda en esa moneda, y coloca en una posición más desventajosa a las economías más débiles de los países en vías de desarrollo.

Fuente