Italia se niega a votar la propuesta de la CE sobre el tope del gas y exige enmendarla

Italia se niega a votar la propuesta de la CE sobre el tope del gas y exige enmendarla

 

ROMA — Italia no se sumará a la votación de la propuesta de la Comisión Europea (CE) sobre el tope al precio del gas, declaró su ministro de Medio Ambiente y Seguridad Energética, Gilberto Pichetto Fratin.
«Se debe apreciar altamente la buena voluntad de la Comisión Europea que presentó a los Estados una propuesta que es resultado de una mediación entre diferentes posiciones, contrarias a menudo (…). Pero si la propuesta queda sin variar, no votaremos a su favor», subrayó en una entrevista que el periódico La Veritá.
Italia quiere que, en vez de fijar un precio tope concreto, se elaboren criterios de intromisión para los casos de una oscilación excesiva del precio del gas en Europa, quiere que «se elabore un mecanismo antiespeculación, en vez de uno antimercado», subrayó. En una entrevista con el periódico Corriere della Sera, Pichetto Fratin dijo que su país insiste en introducir el llamado «mecanismo dinámico» de formación del precio del gas.
La Comisión Europea propuso el 22 de noviembre crear un mecanismo provisional de corrección del mercado de gas como una medida de lucha contra la crisis energética.
El mecanismo implica un precio máximo de 275 euros para los futuros de gas en el Title Transfer Facility (TTF), un índice neutro de precios para el referido combustible que se utiliza como referencia en la UE.
El límite máximo solo se activará automáticamente si se cumplen dos criterios: el precio del gas supera los 275 euros durante dos semanas y el diferencial entre el precio del TTF con el del gas natural licuado a nivel mundial será de 58 euros o más durante más de 10 días bursátiles.
Los ministros de Energía de la UE reunidos el pasado 24 de noviembre en Bruselas no lograron elaborar una decisión común sobre esa propuesta de la CE. Pichetto Fratin expresó la esperanza de que se pueda alcanzar en la próxima reunión de los titulares de Energía fijada para el 13 de diciembre.
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, al comentar la idea de restringir los precios de los agentes energéticos rusos, declaró que Rusia no suministrará nada al exterior si eso contradice sus intereses.
El viceprimer ministro Alexandr Nóvak a su vez dijo que «Rusia no abastecerá de petróleo a los países que fijen un techo a los precios, sea cual sea, de 60 dólares o cualquier otro, pues se trata de una interferencia en los instrumentos de mercado. Trabajaremos con aquellos consumidores que estén dispuestos a trabajar según las reglas de mercado».