China acusa a Estados Unidos de robarse el petróleo de Siria

China acusa a Estados Unidos de robarse el petróleo de Siria
Las «tropas de ocupación» estadounidenses estacionadas en Siria están «saqueando» los recursos del país, dijo Beijing.

China ha criticado a Estados Unidos por su «bandidaje» en Siria, afirmando que la ocupación militar de Washington durante años y el «saqueo» de los recursos sirios han colocado al país al borde de un «desastre humanitario».

Al dirigirse a los periodistas durante una conferencia de prensa el martes, se le pidió al portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin, que comentara los informes recientes en los medios sirios de que las fuerzas estadounidenses habían transportado una gran cantidad de “petróleo saqueado” de Siria a Irak a principios de este mes.

“Estamos impresionados por la flagrante y atroz saqueo de Siria por parte de Estados Unidos… Tal bandolerismo está agravando la crisis energética y el desastre humanitario en Siria” , dijo, citando estadísticas del gobierno sirio que afirman que “más del 80% de la producción diaria de petróleo de Siria fue contrabandeada”. fuera del país por las tropas de ocupación estadounidenses” en la primera mitad de 2022.

El nivel de codicia de EE.UU. en el robo de recursos de Siria es tan sorprendente como su «generosidad» en la entrega de ayuda militar a menudo en la cantidad de miles de millones o incluso decenas de miles de millones de dólares.

“Ya sea que EE. UU. dé o reciba, sumerge a otros países en la agitación y el desastre, y EE. UU. obtiene los beneficios de su hegemonía y otros intereses” , agregó. “Este es el resultado del llamado “orden basado en reglas” de Estados Unidos”.

El 14 de enero, la agencia estatal de noticias árabe siria (SANA) de Damasco informó que «un convoy que consta de 53 tanques cargados con petróleo sirio robado» fue llevado desde la provincia de Hasakah del país a «bases estadounidenses en territorio iraquí», y señaló que la operación se llevó a cabo junto con militantes kurdos locales que han recibido durante mucho tiempo el respaldo estadounidense. El medio también declaró que 60 camiones adicionales contrabandearon petróleo y trigo robados a Irak a principios de este mes.

“Estados Unidos pisotea sin piedad el derecho a la vida del pueblo sirio. Con poco petróleo y alimentos para gastar, el pueblo sirio está luchando aún más para pasar el crudo invierno”, agregó Wang, exigiendo que “Estados Unidos responda por su robo de petróleo”.

Las fuerzas estadounidenses se enviaron por primera vez a Siria en 2014, comenzando con un contingente de operadores especiales seguido por tropas terrestres más convencionales al año siguiente, la mayoría incrustadas con combatientes kurdos en el noreste rico en petróleo del país. Aunque el entonces presidente Barack Obama sostuvo que el despliegue se centró únicamente en combatir a los terroristas del Estado Islámico (IS, anteriormente ISIS), Washington había intervenido durante mucho tiempo en la guerra de Siria contra los grupos yihadistas, enviando y supervisando innumerables envíos de armas a los rebeldes que buscaban derrocar al gobierno en Damasco . a partir de 2013.

Aunque la participación estadounidense en el conflicto se desaceleró con la próxima administración, en 2019 el presidente Donald Trump dijo que algunas tropas estadounidenses permanecerían en Siria “por el petróleo”, sugiriendo abiertamente que Washington simplemente “mantendría” los recursos energéticos.

Informes posteriores en 2020 revelarían más tarde que la administración Trump había aprobado un acuerdo entre una empresa de energía estadounidense y las autoridades kurdas que controlan el noreste de Siria para “desarrollar y exportar el petróleo crudo de la región” , un contrato inmediatamente condenado como “ilegal” por Damasco. Sin embargo, aunque ese acuerdo en particular fracasaría después de que el presidente Joe Biden asumiera el cargo, las autoridades sirias han seguido acusando a Washington de saquear sus recursos y unos 900 soldados estadounidenses permanecen ilegalmente en el país.

Fuente